Cultura, diferencia y natividad

¿Qué es cultura?  Desde la disciplina antropológica se enfatiza que el concepto “cultura” es uno complejo y dinámico, porque su propia definición se estructura en las distintas subjetividades o representaciones colectivas de los grupos sociales que lo generan. Así lo explicó la Dra. Waleska Sanabria León, directora del Departamento de Ciencias Políticas de la PUCPR.

“Esto es, la interpretación de nuestro presente cultural, sin caer en determinismos folcloristas y primordialistas, se relaciona con las costumbres y tradiciones   distintas y distintivas, y con la interpretación de las realidades sociales vinculadas a los flujos de sujetos, ideas, conocimientos, bienes y valores materiales insertos en la relación local y global.  A su vez, se generan identidades diferentes y desterritorializadas” explicó Sanabria.  Principalmente, se toman en consideración aquellos movimientos que se desarrollan como consecuencia de las incertidumbres y tensiones sociales, económicas, políticas y medioambientales.  Es un presente cultural donde las costumbres y tradiciones, por ejemplo, aquellas asociadas a las temporalidades festivas se organizan tomando en cuenta el imaginario y la nostalgia de los sujetos transnacionales.

“Puerto Rico no ha estado exento de dichos procesos.  Desde finales del siglo XX Puerto Rico ha estado evidenciando acelerados cambios que han impactado la cultura local.  Desde las costumbres y tradiciones navideñas se nos educó a conceptualizar la natividad como aquella festividad asociada a la celebración, reflexión y preparación espiritual, ya fuera en familia, en comunidad o Iglesia, sobre el significado del nacimiento de Jesús.  Desde la cultura tradicional puertorriqueña se enmarcaba la celebración con distintos eventos, por ejemplo, parrandas, alimentos de temporada, música local, como los villancicos, el culto a los Santos Reyes y las octavitas.  Estos eventos resaltan la cultura de la familia como grupo doméstico, pero también comunitario que extiende su solidaridad entre los sujetos” indicó la antropóloga.

Estas festividades, por otro lado, han evidenciado cambios como consecuencia de varias circunstancias. “La acelerada recesión económica desde el 2006, la aprobación de la Ley PROMESA y la Junta de Control Fiscal, cambios demográficos como la migración transnacional y reducción dramática en la tasa de nacimientos, el impacto catastrófico de los huracanes Irma-María, el descontento colectivo hacia el Estado que generó el movimiento social del ‘Verano 19’ y el inicio de las actividades políticas en preparación para las próximas elecciones son parte de estos eventos que han producido cambios. A pesar de eso, las transformaciones culturales puertorriqueñas continuarán, pero es en la relación entre las comunidades transnacionales puertorriqueñas (globales) y la local isleña, así como su deseo de mantener las mismas como parte de su identidad, las que generarán que estas no desaparezcan sino se transformen en diferentes localidades.  Por ahora habrá que esperar qué nos traerá la PROMESA de Reyes en el 2020” concluyó Sanabria.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share