Skip to content

Huellas del Futuro

Pioneros reciben apoyo espiritual, emocional y de servicio universitario

Ingenieros estructurales continúan las visitas a los edificios.


Hasta mañana viernes será el proceso de matrícula en el Complejo Deportivo y Cultural de la PUCPR.  Hasta allí han llegado miles de estudiantes para tramitar su matrícula y  para recibir apoyo espiritual, emocional y de servicio universitario.

La vicepresidenta de Asuntos Estudiantiles detalló las ayudas que se les están brindando a los estudiantes que hayan sufrido pérdidas ante esta situación.

“Además de la ayuda psicológica y emocional estamos ubicando a estudiantes que hayan tenido pérdidas en sus residencias y que sus hospedajes externos no estén en buenas condiciones en lugares seguros.  Además, los apoyamos mediante boletos de alimentos.  Hemos canalizado las ayudas para los que tengan problemas de transportación.  No hemos escatimado en esfuerzos. El Centro de Tutoría también será relocalizado en el Salón Coayuco.

Asimismo, delegado para la Misión Institucional, el profesor Jesús Quintana resaltó que se ha estado ofreciendo acompañamiento a estudiantes y a la comunidad universitaria.

“Como parte de nuestra misión, hemos estado trabajado con consejeros para darles acompañamiento  Quieren que los escuchemos, contar sus historias. Queremos darles ese abrazo, pero no solo ahora, si no durante el semestre”  afirmó.

De otra parte, en un esfuerzo por mantener informada a la comunidad universitaria sobre las gestiones tras los múltiples sismos, la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico continuó las visitas por edificios del recinto de Ponce.  En la mañana inició en la Sala de Teatro Experimental con el ingeniero estructural Gabriel Alcaraz.

”El edificio experimental está muy bien, solo que se encuentra cerca de las raíces de un árbol y eso causa grietas, pero no es por el sismo.  No es de preocuparse.  El Centro Beato Carlos Manuel,  el edificio de Tecnología Médica y la Clínica Interdisciplinaria de Servicios a la Comunidad  no tienen agrietamiento ni ningún signo que signifique un riesgo para la comunidad”, dijo el ingeniero.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share
Scroll To Top