Analizan el impacto de la realidad actual en las decisiones de los puertorriqueños de cara a los comicios electorales.

 

La pandemia provocada por el COVID-19 sumada a los recientes eventos naturales  combinada con las cargas sociales, políticas y económicas que vive el país ha creado un efecto cascada.  Un escenario que continuará develando, aún más,  las vulnerabilidades de los puertorriqueños.  Así coincidió un panel de expertos durante el conversatorio Pandemias, desastres y elecciones.  Para el doctor Jaime Claudio Vicenty y para el exsecretario del Departamento de Justicia, licenciado William Vázquez Irizarry,  esta realidad tendrá consecuencias en la toma de decisiones frente a los comicios electorales próximos.

El profesor de la Escuela de Derecho de la UPR y exsecretario de Justicia, licenciado William Vázquez Irizarry expresó “A raíz de los desastres, el gobierno de Puerto Rico recobró un rol protagónico en la dirección del país, ya fuera real o ante el imaginario público, poniendo en cuestionamiento la idea de que la Junta de Control Fiscal había vuelto inoficioso el proceso electoral. ¿Cómo los problemas del gobierno para poder cumplir un rol eficiente en procesos de manejo de crisis y el desarrollo de procesos de recuperación y reconstrucción develan la fragilidad del aparato gubernamental en componentes elementales de información, planificación y ejecución?  ¿Hasta qué punto el proceso electoral actual toma el verano 2019 como un nuevo punto de referencia en la rendición de cuentas por parte de funcionarios electos o más bien lo asume como un evento aislado y puntual?  ¿En qué medida el discurso electoral camino a noviembre parece operar en abstracción de que el próximo cuatrienio comienza y será marcado por el COVID-19, tanto por sus retos inmediatos, como por las consecuencias en temas como salud, desarrollo económico y educación?”.

 

El doctor Jaime Claudio, médico de familia y quien tiene un segmento  en WAPA Televisión sostuvo “No hay vacuna más poderosa que el uso de mascarilla que rompa las pequeñas partículas sostenidas en el aire.  El enmascaramiento es la piedra angular y lo es también el rastreo rápido, que tengamos un equipo para rastrear a los contactos.   Estamos en un momento histórico.  En esta pandemia existe un triángulo protector que tiene tres componentes:  una detección rápida y temprana, es decir, que identifiquen que la persosna tenga el virus en el sistema.  Esto es importante recalcarlo porque luego del contacto con un posible positivo, se deben esperar cinco días para que se identifique en la pruebas. Tienes el otro componente, que es un sistema de red de información que permita la recopilación y el análisis de los datos, es decir, que  fluya y permita tomar decisiones salubristas.  La base del triángulo es la infraestructura salubrista: un sistema salubrista y con raestreo para el seguimiento, la investigación y el apoyo de los casos”.

 

La directora del Departamento de Ciencias Sociales e Historia del recinto de Ponce de la PUCPR, Dra. Waleska Sanabria León, fue la moderadora.  Sanabria León indicó “Desarrollamos un diálogo serio con estas dos figuras sobre los eventos ocurridos en el país, aunados a las situaciones naturales que hemos enfrentado y las consecuencias que esto provoca en las decisiones de los ciudadanos. Cada quien vive los desastres mediante experiencias distintas y, según la literatura, esta situación impacta los grupos más vulnerables, acelera la migración y devela más la pobreza”.

El conversatorio forma parte de la serie Elecciones… hacia una gobernanza efectiva, bajo el proyecto Responsabilidad Social, Transparencia e Integridad (RESTI) de la PUCPR.  El encuentro virtual se celebró el viernes 2 de octubre de 2020.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share