Psicóloga escolar de La Católica comparte recomendaciones para atender el estrés.

En un abrir y cerrar de ojos se transformó el proceso educativo en el país.  Ya no son salones de clases.  Ahora los universitarios y los estudiantes de escuelas públicas y privadas trasladaron sus clases a su hogar.

Según la Dra. Patricia L. Landers Santiago, psicóloga clínica y escolar y catedrática asociada del Programa en Psicología Escolar de la Escuela Graduada en Educación (PUCPR) esto podría ser un proceso estrésico y atípico para los estudiantes.

“La organización y el manejo del tiempo es esencial, sobre todo en este momento.  Es posible y toma tiempo para adaptarse, pero requiere de total esfuerzo y dedicación de nuestra parte.  Esto nos ayudará a mejorar nuestro desempeño, a reducir los niveles de estrés y nos pondremos en control de las situaciones que vivimos hoy.  Es difícil, agotador, abrumador, pero lo podemos hacer”  afirmó.

Para los padres que están en casa y que apoyan a los niños con sus clases, la experta aseguró que este nuevo rol protagónico es clave en el proceso de aprendizaje de sus hijos.  “Los estudiantes, en todos los niveles educativos, han visto trastocada su realidad con el cambio de escenario donde usualmente aprenden.  Esto pudiera causar que tanto los padres, madres y/o encargados al igual que los estudiantes puedan estresarse o sentir que no pueden lidiar con las exigencias. No podemos olvidar que muchos de los adultos también han tenido que hacer de sus hogares sus nuevos escenarios laborales. Con esto en mente, proveemos las siguientes recomendaciones a fin de poder ayudar a que el proceso sea de la mejor manera posible”.

La experta compartió las siguientes recomendaciones:

  • Mantenga la calma. Es importante reconocer que la situación por la que atraviesa el país es nueva para todos. Por ende, hay cosas que no están bajo nuestro control. Importante tener en mente aquellas cosas que podemos controlar y dejar ir aquellas sobre las cuales no tenemos control.
  • Reconozca que no hay que saberlo todo. La mayoría de los padres no tienen preparación en el área de educación, así que es necesario entender que no se debe esperar que sean “iguales” que los maestros.
  • Establezca horarios para cada día. Incluya espacio para estudiar (ya sea por clases directas que ofrezcan los maestros o por módulos o tareas previamente asignadas). Es recomendable que las horas designadas para trabajo apliquen a todos los miembros del hogar, aunque no sean tareas académicas para todos.
  • Identifique un área de trabajo. Mantenga en esa área todo lo relacionado con la escuela y/o el trabajo. Preferiblemente, debe ser un área con buena iluminación y ventilación y libre de distractores.
  • Revise el día anterior las tareas que deberá completer el próximo día. Se recomienda estar al tanto de los temas que estén trabajando los menores en cada materia. Organice el horario del siguiente día tomando en cuenta estas tareas. Distribuya tiempo de trabajo alternado con actividades de diversión, espacio de ocio, tiempo para alimentarse y ejercitarse.
  • Sea honesto cuando no entienda algo o no sepa la respuesta. Déjele saber a sus hijos que los ayudará a buscar la respuesta. Puede proveer opciones como: dejar lo que no entiendan para el final y/o asignar un momento del día para trabajar con las dudas.
  • Es importante el apoyo emocional. El mismo se puede lograr:
    • Animando a sus hijos a hacer sus tareas
    • Comunicándose constantemente para saber cómo se sienten, cuáles son sus preocupaciones, su opinión acerca de los horarios y el funcionamiento en el hogar etc.
    • Promoviendo un ambiente divertido dentro del proceso educativo.
    • Dejándole saber que esto es una situación particular y que en algún momento va a terminar.
    • Fomentando la conexión con sus amigos y/o compañeros de clase a través de aplicaciones o medios para comunicarse de manera grupal.
  • Busque ayuda para aclarar cualquier duda o material que no entienda. Utilice los medios electrónicos, consultas con otros padres o con los mismos maestros y/o con miembros de la familia.

Para mas información y apoyo, puede comunicarse con la Dra. Patricia Landers a patricia_landers@pucpr.edu.

Print Friendly, PDF & Email
Share