Skip to content

Huellas del Futuro

Brindan consuelo y paz ante una pérdida irreparable

La Oficina para el Manejo de Pérdidas… Al servicio de la comunidad universitaria.

Por: Yaliset Rivera Rentas

 

Si sientes la necesidad de buscar ayuda profesional porque sufres el dolor de perder a un ser querido, la Oficina para el Manejo de Pérdidas de la Pontificia Universidad Católica te apoya y te acompaña en esos momentos difíciles.  Esta necesidad fue, precisamente, lo que motivó a la Dra. Ilia Rosario, Directora del Programa de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad de la PUCPR  y a la Dra. Nilde Cordoliani, Catedrática en Psicología Clínica  “no hacemos intervenciones un poco más allá de quizás un consejo o una guía, pero en ese sentido nosotras sí sabíamos que había una necesidad en la comunidad universitaria y lo hemos expandido a la comunidad en general.   Además, es la única oficina ahora mismo que atiende la necesidad en términos de una pérdida, somos los únicos en ofrecer este tipo de servicios en la isla”, puntualizó la Dra. Cordoliani.

El duelo es el proceso de adaptación que permite restablecer el equilibrio personal y familiar roto con la muerte del ser querido.  Se caracteriza por la aparición de pensamientos, emociones y comportamientos causados por la muerte del ser querido.  Ante el deseo de ayudar al prójimo, las expertas en salud mental se dieron a la tarea de desarrollar un programa para la comunidad universitaria. Se busca promover alternativas y métodos de prevención y de lograr un ajuste y transformación saludables durante el proceso.  Según la Dra. Rosario, “en nuestra dinámica afloran muchas emociones, pero el personal de esta oficina está  capacitado y adiestrado para trabajar desde el punto psicológico con las personas que viven un momento difícil”.

La Dra. Rosario explicó a Huellas del Futuro que,  una vez la persona llega a la oficina, se comienza con un proceso de seguimiento para identificar cuál es la necesidad específica que tiene, porque más allá de lo que ellos puedan hacer, hay que saber escuchar.

Hay que destacar que la oficina funciona también con la labor de estudiantes voluntarios, quienes se encuentran finalizando sus estudios en el Programa de Psicología Clínica.  Parte del funcionamiento consiste en hacer intervenciones individuales y grupales.

El duelo es el proceso de adaptación que permite restablecer el equilibrio personal y familiar roto con la muerte del ser querido.

El duelo es el proceso de adaptación que permite restablecer el equilibrio personal y familiar roto con la muerte del ser querido.

Pero, ¿cuál es el parecer de los participantes que reciben este tipo de servicios en medio de su angustia?  Conversamos con un empleado de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico quien vivió una experiencia dramática, luego de perder a un familiar súbitamente en hechos que aún se investigan.  Tras conocer sobre estos servicios, no dudó un momento para entrar a la Oficina para el Manejo de Pérdidas y buscar ayuda.  “Al llegar a la oficina, de inmediato trabajaron con la situación.  Me dieron palabras de consuelo y me llevaron a un proceso de aceptación, que para mí fue muy difícil porque perdí a un familiar de manera trágica, sin respuesta”, admitió a Huellas del Futuro. Añadió  “Mi familia estaba muy afectada y trabajaron con las emociones de todos, hicieron entrevistas individuales y después desarrollaron una mesa redonda con todos, eso nos ayudó mucho.  En tres semanas, ya  estaba repuesto y manejando la situación”.

Print Friendly, PDF & Email
Share
Scroll To Top