Culmina con éxito la II Certificación en Responsabilidad Pública y Gobernanza de La Católica.

 

El secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González Feliciano, asegura que la nueva orden ejecutiva reforzará el elemento de fiscalización.  Aunque en estos momentos el sector salubrista y el económico no concuerdan en varios aspectos, en lo que ambos sí están de acuerdo es en la necesidad de una fiscalización más efectiva. ¿Quién le pone el cascabel al gato? fue la pregunta que lanzó laPontificia Universidad Católica de Puerto Rico durante  el conversatorio Fiscalización.  El encuentro marcó la culminación de la II Certificación en Responsabilidad Pública y Gobernanzacapacitación para el liderato y la acción política.

El economista y profesor Alfredo González Martínez; el Lcdo. Juan Mercado Nieves, catedrático de Ciencias Políticas en la UPR, abogado especialista en asuntos legislativos y fiscalización; y el Lcdo. José Frontera Agenjo, vicepresidente de Finanzas y Administración de la PUCPR se unieron para analizar  la fiscalización gubernamental y los profundos efectos que tiene la decadencia de esa fiscalización en la función pública en todos los aspectos de la vida del país. 

El Lcdo. José Frontera Agenjo, vicepresidente de Finanzas y Administración de la PUCPR sostuvo “La rendición de cuentas a lo largo de la gestión pública tiene tres elementos:  transparencia, con su complemento, el acceso a la información y el resultado de eso,  la fiscalización.  Frente a esa gestión, cómo los ciudadanos reaccionamos al evaluar el desempeño de cuestionamientos de esa rendición de cuentas”.

El también pasado decano de la Escuela de Derecho explicó sobre la fiscalización en la gestión pública y la fiscalización privada.    “El concepto de la fiscalización privada lo podemos ver en la fiscalización tributaria, uno de ellos es la evasión contributiva y el uso adecuado de los privilegios contributivos que se les da a ciertas entidades.  Un segundo elemento es el uso de los fondos públicos asignados  en el sector privado, sin pasar por alto la gestión corporativa. Tenemos momentos en que se combinan ambas fiscalizaciones por el tema de la fiscalización pública. Pero,  más allá del cumplimiento, hay que preguntarse si la norma vigente permite una fiscalización eficiente.  El cumplimiento no garantiza ni la eficiencia ni la efectividad.  El problema que tenemos es que nuestras agencias de fiscalización están dedicadas al ‘compliance’ de requisitos estructurales que no atienden el problema real del mal uso de los fondos.  Así que se pueden identificar fallas, pero la culpa es huérfana” puntualizó.

“El proceso de fiscalización tiene que rebasar su actual concepción de una abstracción retórica de palabras huecas, sin una fiscalización operacional que logre los fines de esta que deben ser tener un gobierno o una entidad privada que funcione con eficacia, eficiencia y equidad la asignación de recursos que debe administrar.  El fin último de la fiscalización es prevenir la ilegalidad, la impericia y la corrupción en la gestión pública o privada” afirmó el economista y profesor Alfredo González Martínez.

De otra parte, el Lcdo. Juan Mercado Nieves planteó cómo la función política tiene una responsabilidad ineludible de fiscalizar a la oposición y denunciar actos que dañen al pueblo, dándole así voz a los que no la tienen.  “La función política reserva a la oposición fiscalizar y denunciar la ineficiencia, el abuso o la deshonestidad de quienes detentan el poder, con miras a llevar a cabo reivindicaciones para garantizarles acceso político a aquellos que no tienen voz” expresó.

 

La II Certificación en Responsabilidad Pública y Gobernanza comenzó en julio con un vigoroso programa de conversatorios y conferencias a cargo de sobre 50 expertos en áreas como la política, el acceso a la salud, el trabajo y la justicia, el desarrollo humano integral y la capacitación a los líderes políticos.  Se abrieron espacios para responder, con propuestas, a los asuntos actuales y se ofrecieron herramientas puntuales para los funcionarios y aspirantes a cargos públicos.

 

La Católica continúa el análisis de una gobernanza efectiva con serie de conversatorios.

 

 

En el marco del proceso electoral que culmina en noviembre 2020, la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico continúa abriendo espacios con figuras de primer orden.

 

El calendario de conferencias es el siguiente:

viernes 18 de septiembre, 10:00 a.m.

Cautelas, peligros e instrumentos del nuevo código electoral

 

viernes 2 de octubre, 10:00 a.m.

Pandemia, desastres y elecciones

 

viernes 16 de octubre, 10:00 a.m.

Condición del aparato electoral

 

jueves 29 de octubre, 7:00 p.m. a 9:00 p.m.

La ética del proceso eleccionario

 

Cada semana notificaremos los detalles del conversatorio y sus ponentes.

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share