Este sería el evento de este año académico con mayor número de iniciados a nivel nacional.

Ser miembro de Phi Kappa Phi, la sociedad de honor más antigua de los Estados Unidos, indudablemente es motivo de orgullo y satisfacción. Esto, particularmente, porque la sociedad se distingue por ser también unas de las más selectivas y prestigiosas de la nación. Varios miembros de la PUCPR cuentan con la distinción de haber sido seleccionados para ser parte de esta sociedad. Este año no es la excepción. “El capítulo 336 de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico se enorgullece en iniciar a más de 140 estudiantes, profesores y miembros no docentes en esta prestigiosa sociedad. Esto constituye la iniciación de Phi Kappa Phi más grande a nivel nacional este año académico” explicó la Dra. Mónica Marie Arroyo, presidenta de este capítulo.

Los estándares para la elección a Phi Kappa Phi son extremadamente rigurosos. La membresía es por invitación a los estudiantes de tercer año que se encuentren en el 7.5% más alto de la clase, y a los estudiantes de cuarto año o graduados que se encuentren en el 10%. “La membresía en PKP es vitalicia: una vez te hagas miembro, lo serás para toda la vida. Del número total de estudiantes invitados, se invita el 4% de entre la facultad, empleados no docentes, exalumnos y miembros de la comunidad. Estos son nominados basado en sus logros y contribución al amor por el aprendizaje y el servicio, y luego son escogidos en una elección especial” añadió Arroyo.

La ceremonia de iniciación se celebró de forma virtual el miércoles 26 de mayo de 2021.  Durante el evento el Dr. Daniel Sandweiss, presidente de la sociedad a nivel nacional, ofreció un mensaje de bienvenida y exhortación a los nuevos miembros de la PUCPR.

Cabe señalar que los miembros de Phi Kappa Phi han servido en la Casa Blanca, la Cámara de Representantes, el Congreso y la Corte Suprema de los Estados Unidos y han ganado premios Nobel, premios Pulitzer, y numerosos premios nacionales e internacionales por servicio y logros en sus campos de estudio. “Phi Kappa Phi se honra en tener entre sus miembros a miles de hombres y mujeres que, por más de un siglo, han decidido hacer la diferencia en las comunidades en las que viven y trabajan. La sociedad siente orgullo en ayudar a sus miembros a progresar en su educación y a servir a la comunidad por medio de programas que ascienden a más de un millón de dólares anuales” indicó Arroyo.

Print Friendly, PDF & Email
Share