Jan 202017
 

Aprende a establecer un presupuesto.

 

La planificación financiera saludable involucra actividades financieras diarias necesarias para administrar los recursos personales económicos, a la par que se trabaja  hacia una seguridad financiera a largo plazo.  Esta planificación facilita  mayor riqueza, seguridad, y el logro de las metas económicas.  También, proporciona dirección, control y retroalimentación de la situación financiera.

Ante esto, una de las herramientas para lograr una planificación exitosa es a través del establecimiento de un presupuesto.  Pero, ¿cuál es el objetivo de un presupuesto? “El punto de partida es que podamos reconocer cuál es la situación real de nuestras finanzas y establecer un presupuesto.  Un presupuesto es una herramienta simple que nos ayuda a reconocer la regla básica financiera de que nunca debemos gastar más de lo que ingresamos.  No tiene que ver con el dominio de las matemáticas; sino con el control de emociones, deseos versus necesidades.  Por lo que el objetivo de crear un presupuesto es ahorrar dinero para las cosas que quieras ahora, a la vez de lograr tener suficiente para más adelante. Ahorrar dinero es la piedra angular de un estilo de vida financieramente seguro. Un presupuesto lo ayudará a combatir las tentaciones de gastar y tomará el control de su dinero”, explicó la profesora Lourdes Peña, catedrática del Colegio de Administración de Empresas de la PUCPR.

Según la experta en finanzas, toda persona debe establecer  un presupuesto sin importar la etapa de vida en la que se encuentre. “Si recibes dinero, debes aprender a presupuestar.  El dinero es un recurso limitado, sin embargo vivimos inventando necesidades.  Siempre digo que   es más costoso no planificar que hacerlo  y también digo que seas creativo con los ahorros, no con los gastos. Las personas con pobres destrezas en la administración de finanzas personales, frecuentemente toman decisiones pobres, sin importar cuánto dinero reciban o tengan” sostuvo.

¿Cómo se prepauar un presupuesto?   Sobre esto Peña manifestó que “los pasos a  tener en cuenta al desarrollar un presupuesto son simples.  Lo primero es  establecer metas financieras y evaluar tu situación actual.  Lo segundo es estimar los ingresos o lo que recibes. Presupuesta tus gastos, estos deben incluir un  fondo de emergencia y ahorros.  El establecimiento de un fondo de emergencia es una prioridad en un presupuesto.  Estos fondos deben ser iguales a seis meses de los gastos de vida.  Es decir, si tus cuentas son $500 por mes, necesitarás ahorrar $3,000 para casos de emergencia.  La partida de emergencias sirve para los imprevistos, como el arreglo del carro, compra de enseres que se dañan, gastos médicos, o por más decir, todo tipo de circunstancia “imprevista” que envuelva un gasto  y que podría desbalancear las finanzas regulares.  Es recomendable establecer la meta de un 10% de los ingresos mensuales netos que vayan al ahorro. Tercero, estima tus gastos.  Determina los gastos fijos, las variables, estima lo que has de ahorrar y lo que quieres para diversión.  Tus gastos jamás deben ser mayores que tus ingresos. Y por último, revisa el progreso, metas y distribución del presupuesto, tus gastos y patrones de ahorros.

La Profa. Peña enfatizó que hay una serie de guías o recomendaciones  que pueden ayudar al manejo adecuado de las finanzas personales.  “Estos son implementar un presupuesto y poner los  planes por escrito. Si no,  es muy difícil que alcances tus metas. Págate a ti mismo. Considera establecer un plan de ahorro del 10% de cada dólar que recibas, planifica para compras mayores.   Si es mayor el dinero que recibes o ingresas a lo que gastas, considera el ahorro.  Si es mayor lo que gastas de lo que recibes, tienes que reorganizar y controlar tus gastos.   También debes hacer un análisis propio sobre tu relación con el dinero incluyendo cómo ahorras y cómo gastas.  Identifica aquellas áreas en que sobre gastas, y aquellas áreas en que quisieras gastar.  Para esto, presta atención a los gastos pequeños y misceláneos, vive con lo tuyo y piensa si es un deseo o una necesidad. Evalúa tus hábitos de gastos y evita el sobregasto. Convierte tus metas financieras en metas específicas” expresó Peña.

“A fin de cuentas  un presupuesto para el mes es muy simple: saca para ahorros o págate a ti mismo, paga tus gastos que es cumplir con tus  necesidades  y saca para tus  deseos  que es divertirte”   finalizó Peña.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.