Skip to content

Huellas del Futuro

Una mirada a Montesorri

Evalúan el éxito y los retos de esta metodología en quinto ciclo de conferencias de RESTI.


“Nuestra escuela iba a cerrar por baja matrícula.  Entonces, la comunidad se unió y, de manera paulatina, se convirtió en Montessori.  Ya llevamos 10 años.” Janice Alejandro es directora de la Escuela Montessori Segunda Unidad Pasto de Aibonito.  Para ella, uno de los principales retos al implementar esta metodología de enseñanza ha sido crear conciencia en los padres de la naturaleza de Montessori.

La directora del Instituto Nueva Escuela (INE), Dra. Ana María García  Blanco, dio una mirada a la nueva ley que crea la Secretaría Auxiliar de Educación Montessori en Puerto Rico.

“Al principio se generaron muchas confusiones, así que hemos estado muy atentos en que se conozca este proyecto.   Otro de los desafíos ha sido que no tenemos espacio  para la cantidad de matrícula, actualmente tenemos más de 400 estudiantes. De hecho, de los 33 maestros que tenemos, ya el 90% está certificado en Montessori”, sostuvo.

Este plantel de Aibonito es una de las 45 escuelas del sector público que ha optado por la filosofía montesoriana en la Isla.  Como parte del cuarto ciclo de conferencias del proyecto de Responsabilidad Social, Transparencia e Integridad (ReSTI) de la PUCPR, la directora del Instituto Nueva Escuela (INE), Dra. Ana María García  Blanco, dio una mirada a la nueva ley que crea la Secretaría Auxiliar de Educación Montessori en Puerto Rico.

“En la Puerto Rico tenemos 14 mil estudiantes que actualmente se benefician de esta metodología.  Aprenden a leer antes de primer grado, no sufren violencia, no existe la  deserción, no hay drogas, hay compenetración entre  familia y escuela.  Ahí es que yace nuestro éxito”, dijo la responsable principal de haber promovido que el método Montessori existiera en la educación  pública de Puerto Rico desde 1994.

“Las comunidades acogen Montessori porque están buscando una escuela con metodología científicamente probada.  Una escuela donde los niños se preparen y sean felices, se desarrollen como personas.  Los padres buscan esta metodología distinta y un  modelo de inclusión que fomente la tranquilidad y la paz”, explicó la Dra. Ana María García.

“Esta es una metodología de enseñanza de María Montessori que nace del desarrollo del niño.  Reúne todos los cúmulos en la etapa intelectual y emocional del niño y los convierte en un currículo en armonía con esa ciencia.  Mundialmente es reconocido como un proyecto académico social de altura”, aclaró García Blanco.

La conferencia se presentó el 20 de febrero en la Sala Madre Teresa de Calcuta del recinto de Ponce de la PUCPR.

Print Friendly, PDF & Email
Share
Scroll To Top