Artista Pionera plasma en sus obras la realidad de los valientes que transmiten el Evangelio por el mundo.

Como un agente de cambio y de transformación de vidas, a través de la Palabra, la extraordinaria obra de los misioneros queda plasmada en Siguiendo Sus pisadas.  La exposición artística de Jeishmarie Ramos Busutil, estudiante de Bellas Artes de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, recoge  9 piezas en acuarela que resaltan la obra de los misioneros en el mundo.  “El arte que realizo transmite el Evangelio.  Expone el trabajo arduo de los misioneros que van a diferentes países con la misión de llevar el Evangelio y es por esto que nace SIguiendo Sus pisadas”, explicó la estudiante en un video premier que se lanzó el 26 de enero por todas las plataformas digitales como parte de la celebración de los 30 años del título de Pontificia a la PUCPR.

Para la joven artista, cada obra cuenta una historia que impactó la vida de los misioneros, quienes contaron sus experiencias.  “Creo que cada uno de los misioneros es una historia particular y está llena de mucho propósito.  Esa historia debe ser contada y es necesario que se tome en cuenta porque cada uno de ellos pone su vida en pausa, lucha contra enfermedades y hasta la muerte.  Aun así, ellos optan por tomar la decisión. Es esa la pasión que los mueve para llevar el Evangelio a otro país, a otro lugar.  Además de servir, ellos llevan la palabra de Dios.  Así que quise plasmar la esencia de sus vidas”, explicó.

Jeishmarie, quien cursa un Bachillerato en Bellas Artes y un segundo Bachillerato en Educación en Artes Visuales de la PUCPR hizo énfasis en el rol de la Universidad más allá de la educación.  “La misión de la Universidad es transmitir el Evangelio y, de forma educativa, llevar el mensaje de que cada estudiante conozca que Jesús es el Salvador del mundo y que cada uno de nosotros, como jóvenes,  nos llevemos su Palabra, eso es fundamental”.

Entre sus nueve piezas en acuarela, la también maestra, explicó la obra Acuarela y Café.  “La flecha simboliza al  misionero que se lanza al mundo a través de ella.  La flecha no es enviada sola, se necesitan otras personas, los que envían son los que aportan para que cada uno vaya al campo misionero, el arco son aquellas personas que oran por los misioneros”.

“Con esta propuesta quiero darle gracias a Dios porque me permite, a través del arte, llevar el Evangelio. Considero que cada artista tiene la responsabilidad de transmitir la Palabra a través de lo que el Señor pone en sus manos.  En esta propuesta le entrego al Señor de lo mucho que Él me ha dado”, culminó.

Para disfrutar de la exposición completa visita:  https://www.pucpr.edu/pontificia/exposicion/

Print Friendly, PDF & Email
Share