Conoce los ofrecimientos de la nueva Escuela

Comprometido con la misión específica de la reflexión teológica al servicio de la Iglesia y de la sociedad, el padre Jorge Ferrer, jesuita puertorriqueño, ha aceptado la encomienda de dirigir la nueva Escuela de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR). Como institución universitaria, la Escuela no limita su quehacer a la docencia teológica, por lo que nace también con el compromiso de promover la investigación teológica desde la realidad puertorriqueña y caribeña.

“La PUCPR ya ofrecía un programa de Maestría en Divinidad para la formación de los candidatos a la ordenación sacerdotal. Ese programa ha pasado ahora a la nueva Escuela de Teología y se está revisando y actualizando conforme a las normativas recientes de la Iglesia y a las tendencias actuales en la educación teológica. Además, los cursos de la Maestría en Divinidad se abren, a partir de este semestre, a estudiantes, religiosos o laicos, interesados en una educación teológica de calidad y que estén capacitados para ser admitidos a estudios graduados en la PUCPR. La Universidad también ha establecido un programa de asistencia económica para estudiantes cualificados con necesidad económica y un fuerte compromiso eclesial, debidamente evidenciado”, explicó el padre Ferrer.

Para el padre Ferrer estar al frente de la Escuela de Teología es un reto y también una gracia especial.  “Creo firmemente en el servicio singular que la Teología puede y tiene el deber de prestar a la Iglesia y a la sociedad, particularmente nuestra sociedad puertorriqueña en la grave coyuntura actual. La Escuela presta su servicio a través de una formación teológica de alto nivel académico, tanto para nuestros futuros sacerdotes como para religiosos y laicos comprometidos con una fe viva e ilustrada y con el servicio a la Iglesia y al país. La Teología pone en diálogo la fe y la razón, la revelación y la ciencia, la experiencia religiosa y la cultura, de tal manera que la fe pueda ser profundizada críticamente, procurando también dar respuestas fundamentadas a las realidades de nuestro tiempo. La reflexión teológica tiene una función hacia dentro de la Iglesia (la fe que busca entenderse a sí misma, según la clásica definición anselmiana) y una función hacia afuera o pública. En su función pública, la reflexión teológica procura responder a los retos actuales, como la desigualdad, la pobreza y la pandemia, desde los valores del Evangelio y la riqueza de la tradición del pensamiento social cristiano”, expresó.

Además de revisar el programa de Maestría en Divinidad, la Escuela trabaja en otros proyectos importantes para su desarrollo académico y para su misión. “Se trabaja en el desarrollo de los recursos bibliotecarios y se han iniciado gestiones para afiliarse a la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, de tal manera que nuestros egresados puedan aspirar a tener titulación eclesiástica, además de la civil. Dicha titulación es importante para los que prosigan otros estudios teológicos en facultades de la Iglesia. También se proyecta iniciar trámites para la acreditación con la Association of Theological Schools (ATS), la asociación profesional que acredita escuelas de teología y ministerio en los Estados Unidos y Canadá”, adelantó.

Para más información sobre la Escuela de Teología de la PUCPR y su oferta académica,  puede escribir a escuelateologia@pucpr.edu .

 

Print Friendly, PDF & Email
Share