Huellas del Futuro

Parque Bolsillo: un nuevo retrato urbano

Pioneros revitalizan La Playa de Ponce.

Juegos, a gran escala, de damas, shakers y ajedrez,   modernos mobiliarios para sentarse,  canastas de gavión rellenas con piedras, una galería de arte urbano y  hasta un sendero para caminar con vista al mar fueron parte de los proyectos arquitectónicos que transformaron el área de La Playa de Ponce.  Estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico unieron esfuerzos con la comunidad para revitalizar esta zona histórica.

Los Pioneros diseñaron juegos, a gran escala, de damas, shakers y ajedrez.

“Es un pasillo peatonal que tiene estructuras históricas, muchas de ellas abandonadas.  Conecta el barrio de La Playa hasta el malecón y es un espacio público que retomamos con mucho color”, dijo la profesora de la Escuela, Tamara Orozco Roboso.

El denominado proyecto Parque Bolsillo responde a una iniciativa del curso de diseño Taller de Diseño Contextual, de la Escuela de Arquitectura de la PUCPR.

El proyecto propone revitalizar el entorno natural y urbano de  La Playa de Ponce.

El proyecto propone revitalizar el entorno natural y urbano de  La Playa de Ponce.

“El proyecto propone revitalizar el entorno natural y urbano de  La Playa de Ponce con intervenciones de urbanismo táctico: mobiliario urbano, una galería de arte urbano, paisajismo, diseño de patrones de piso, jardines de lluvia, rotulación educativa, caballetes para pintar al aire libre, y juegos a gran escala, entre otros, con el fin de proveer un entorno vibrante, seguro, que refleje la identidad de sus comunidades y que llame la atención sobre la necesidad e importancia del espacio público para crear comunidades sostenibles y habitables”, explicó la arquitecta.

Diecisiete estudiantes y dos profesores participan con la comunidad en la revitalización de esta área.  También, se unieron  estudiantes de la Escuela de Bellas Artes de Ponce.

La comunidad también se integró a este proyecto.

“Ha sido una gran experiencia.  Nosotros trabajamos proyectos con las expectativas de un mejor  Ponce y un mejor Puerto Rico.  Sobre todo,  solucionar los problemas de nuestras comunidades”, expresó con gran entusiasmo Jaigl González Rodríguez, estudiante de la Escuela de Arquitectura de la PUCPR.

El joven Pionero trabajó con el mobiliario urbano y estuvo a cargo de los murales.  ” Identificamos el problema en las paredes históricas que estaban abandonadas y así hicimos un plan de trabajo.  Fue interesante porque Venegas Constructions, dueño de una de esas paredes fue la empresa a cargo de instalar toldos azules en el área sur.  Ellos nos dieron permiso para transformar las paredes de su almacén y nos apoyaron con materiales.  Porque en los murales trabajamos la temática de María.  Nuestros murales hablan sobre cómo Puierto Rico se levanta tras María con artistas ponceños” dijo.

Diecisiete estudiantes y dos profesores participan con la comunidad en la revitalización de esta área.

Añadió, integramos a la comundiad y ahora la comunidad reconoce que esto es de ellos.  Esto es un gran valor”.

Parque Bolsillo es un proyecto que se logra  como parte de los esfuerzos de Rural Innovation Fund  que otorgó el U.S. Department of Housing and Urban Development (HUD) a la Escuela de Arquitectura, tras ganar la propuesta Ruta 123 Ponce, Adjuntas y Castañer.

“En 2013 intervinimos en Ruta 123 Ponce, Adjuntas y Castañer.  Parte de los fondos que sobró se invirtió en este proyecto de La Playa de Ponce.  Son propuestas de revitalización urbana de bajo costo, de fácil implementación pero de gran impacto, y surgen desde las comunidades”, dijo Orozco Roboso.

La académica también añadió que el hilo hilvanado de los artes fue inspirado en el huracán María, una experiencia de grandes oportunidades para los estudiantes.  “Es crucial buscar maneras alternas, que los estudiantes entiendan la complejidad y el desarrollo de sus proyectos.  Tienen que estar sujetos a cambios presupuestarios, a limitaciones climatológicas,  y a la realidad de las comunidades.  Pasar de la teoría a la práctica tiene una complejidad que envuelve esos componentes. Ellos piden esas experiencias, salir del salón y tener esas ganancias potenciales”.

Print Friendly, PDF & Email
Share