Huellas del Futuro

Oremos por Puerto Rico

El delegado para la Misión Institucional de la PUCPR invita a acto de oración

El delegado para la Misión Institucional de la PUCPR invita a la comunidad a orar por los gobernantes, por la situación que vive Puerto Rico y para que en las manifestaciones y reclamos reine la paz, el diálogo y la justicia.  El evento se llevará a cabo el  viernes 19 de julio a las 12:05 p.m. en la Capilla Espíritu Santo, recinto de Ponce.

 

En medio de  la situación que vive nuestro País,  cada cual puede elegir la forma de expresión que le parezca más eficiente, sin desviarse del fundamento moral cristiano

Ante todo recomiendo que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los constituidos en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y apacible con toda piedad y dignidad. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad. (1 Timoteo 2, 1-4)

Para todo aquel que ha puesto su confianza en el Señor, lo ama y espera en Él; toda realidad, acontecimiento y ocasión, además de moverle a tomar acción, debe ser motivo para orar.  En medio de  la situación que vive nuestro País, aunque cada cual puede elegir la forma de expresión que le parezca más eficiente, necesaria y apremiante sin desviarse del fundamento moral cristiano, debe elevarse una oración de petición a Dios por quienes tienen en sus manos los “poderes” de la tierra y por quienes esperan de ellos un buen gobierno.

El papa Francisco en su homilía de la Misa del 18 de septiembre de 2017 recuerda a toda la Iglesia que: “Es una pena confesar no rezar por los gobernantes”, considerando el no hacerlo como una falta de omisión: “no rezar por los gobernantes es un pecado”. No orar por ellos es dejarlos solos, con las manos llenas de tanto poder, acechados por tantos intereses y sin la conciencia de que, por encima de ellos, hay Alguien más. “¿Quién tiene más poder que un gobernante?” – pregunta el papa. A lo que él mismo responde: “El pueblo, que le ha dado el poder y Dios, de quien viene el poder a través del pueblo”. Se convierte entonces en tarea apremiante el que oremos individualmente, pero también en comunidad, por aquellos que tienen en sus manos las grandes decisiones que afectan a todos.

¿Qué se ha de pedir? El papa nos dice: “la gracia de poder gobernar bien”. No  debemos  hacer referencia a deseos particulares ni partidarios sino a que, en toda gestión gubernamental, se busque alcanzar el bien común. Bien que siempre implicará el desprendimiento de los intereses personales y la integración del otro especialmente del que no tiene voz, del marginado, del vulnerable, del abandonado.

La razón para rezar la da san Pablo en su carta a Timoteo: “Hay que rezar por los gobernantes, para poder vivir en tranquilidad, con piedad y dignidad” (cf. 1 Tim 2,2). Todos queremos un Puerto Rico en paz, donde se pueda amar y servir a Dios en todo momento y lugar, especialmente desde el rol social que cada uno ha asumido en familia, en el ámbito laboral y su relación con los demás. Todos queremos un Puerto Rico en el que se respete la dignidad de cada ser humano por encima de cualquier otra consideración. Para lograrlo, debemos orar por quienes puedan realizar un cambio, por  aquellos capaces de iniciar un nuevo camino, de marcar la senda, de ser verdaderos pioneros en responsabilidad, transparencia e integridad. Oremos por quienes nos gobiernan y pidamos a Dios la sabiduría necesaria para elegir a quienes puedan y deseen hacerlo mejor.

 

Jesús Quintana Rivera,

delegado para la Misión Institucional

Print Friendly, PDF & Email
Share