El artista Felipe Rivera comparte sus vivencias como egresado de La Católica.

 

Felipe Rivera Ortiz se ha destacado en el mundo a través de sus obras de arte.  En el 2015 obtuvo el premio Lorenzo El Magnífico, medalla de plata en la categoría de escultura de la décima Bienal Internacional de Arte Contemporánea  en Florencia, Italia. De esta manera, se convirtió en el tercer artista puertorriqueño en ganar esta alta distinción.  Para Felipe, egresado de Bachillerato en Educación y de Maestría en Arte, la educación recibida en La Católica ha sido pieza fundamental en su desarrollo como artista y educador.

“La Pontificia sigue siendo ese espacio mágico, ese centro de formación integral para mi aventura y para mi plenitud de vida personal y profesional.  La educación que recibí de una forma u otra me sirvió para afinar mis sensibilidades y me ayudó a abrir mi espíritu, me desarrolló el pensamiento crítico y la capacidad de servirnos los unos a los otros de una forma activa que, a la hora de la verdad, es nuestra misión” explicó Felipe.

“Los estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico tienen el escenario perfecto para alcanzar ese puente que tanto deseamos. Recuerden que nuestro propósito como Pioneros en la vida no es pasar, no es caminar, si no dejar huellas” concluyó.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share