El Dr. Félix A. Ramos González es el exalumno Pionero del mes

 

El Dr. Félix A. Ramos González es el exalumno Pionero del mes.

“Me apasiona ser profesor y poder contribuir con nuestros estudiantes brindándoles la enseñanza.  El poder, junto a la Universidad, de formar personas de bien para la sociedad y más adelante verlos como profesionales contribuyendo al bienestar del país me llena de satisfacción.  Además, ayudarlos a que alcancen su meta de obtener un grado académico son detalles que me apasionan”, indicó el Dr. Félix Ramos González, exalumno del Colegio de Artes y Humanidades del Programa de Sociología y catedrático del Colegio de Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad. El Dr. Ramos González, quien lleva 22 años como catedrático en La Católica, también se desempeñó como director del Departamento de Ciencias Sociales.

El docente comparó, de manera sencilla, la Universidad de ayer con la de hoy y sostuvo que, “la Universidad en la que estudié tiene una gran similitud con la actual en cuanto al compañerismo estudiantil y al sentido de pertenencia de cada estudiante.  Además, la responsabilidad tanto de los estudiantes, del personal administrativo como de los profesores es lograr que cada joven cumpla sus metas. En cuanto a los ofrecimientos, la Universidad siempre ha estado a la vanguardia de las necesidades laborales de la sociedad.  Recuerdo siempre que al tener que decidir a qué institución asistiría para realizar mis estudios una de las razones por las que seleccioné la PUCPR fue el variado currículo que tenía, ya que en ese momento no estaba claro de lo que deseaba estudiar.  Sabía que no importaba la carrera que escogiera la podría terminar en La Católica”.

“En mi vida universitaria siempre recuerdo la excelente labor de mis profesores, algunos de ellos ahora mis colegas.  Las experiencias vividas en el campus universitario con las actividades que se creaban para los estudiantes son inolvidables.   Siempre el Centro de Estudiantes ha sido un área de encuentro para cada Pionero. Así también lo que era considerado el kinder  en la parte posterior del Centro de Estudiantes.  Recuerdo además que durante mi último año tuve la oportunidad de ser parte del Programa de Estudio y Trabajo, siendo asignado a lo que es ahora el TTI.  En aquel momento los televisores tenían que ser llevados a cada salón. Les agradezco dicha oportunidad para quienes son ahora mis compañeros de trabajo. Además, recuerdo la labor realizada por el Consejo de Estudiantes buscando cada vez mejorar nuestras condiciones de estudio”, puntualizó.

Print Friendly, PDF & Email
Share