Los Pioneros de Enfermería y Tecnología Cardiovascular reciben su diploma.

Fiesta, alegría y celebración es lo que viven los Pioneros del Colegio de Ciencias, en particular los de los programas de Ciencias Biomédicas, Enfermería y Tecnología Cardiovascular quienes oficialmente recibieron su anhelado grado.

Son muchas las historias que los Pioneros tienen para compartir y una de ellas es la historia de Daniel Quiñones Maltés, graduando del programa de Ciencias Biomédicas, atleta y recipiente de la medalla Manuel González Pató. Este reconocimiento tiene un gran valor pues es otorgado al atleta más destacado tanto a nivel atlético como académico. Sin duda, Daniel cumplió a cabalidad con ambos requisitos.

“Estoy muy agradecido con La Católica por todo lo que me ha dado en estos cinco años. También agradezco al Departamento Atlético que me dio la oportunidad de estudiar en esta respetable Institución y que también me dio la bendición de ser medallista de la LAI” explicó Daniel quien concluyó su etapa de atleta con tres campeonatos y un subcampeonato. De esta forma se convierte en uno de los atletas más destacados de esta generación. Actualmente, Daniel cursa un grado de Maestría en la Escuela de Medicina.

Otra Pionera que se destaca en el mundo de la salud es Laquishia Pabey, graduada del Programa de Maestría en Enfermería con especialidad en Médico-quirúrgica. Laquishia describe su experiencia en La Católica como “una muy enriquecedora”.  “La Católica se ha destacado por ser la propulsora en la creación de líderes, prepara profesionales que se destaquen en los diversos aspectos de la salud. El programa de Maestría es uno avanzado. La Católica, en lo que se refiere a las rotaciones clínicas, se ha adaptado bien a la tecnología a raíz de la pandemia y ha desarrollado la importancia de la tecnología educativa. De esta manera nos han preparado, a través de las distintas plataformas que han usado, para  desarrollar estudiantes que sean lideres innovadores. Al principio de la pandemia, como todo cambio, fue un poco difícil pasar de presencial a virtual, pero los profesores se encargaron de desarrollar esas herramientas en nosotros de forma efectiva” sostuvo

Perla Rivera Torres cumplió su sueño por partida doble. Y es que culminó no uno, sino dos bachilleratos. Uno en Ciencias Biomédicas y el otro en Tecnología Cardiovascular.  “Cuando estaba en tercer año de Ciencias Biomédicas decidí añadir a mis estudios la tecnología cardiovascular.  Ha sido una experiencia enriquecedora porque las Ciencias Biomédicas te preparan para lo que es medicina y la Tecnología Cardiovascular nos prepara para interpretar las imágenes que es lo que nos permite ver la anatomía del corazón. La Católica no solo me ha preparado académicamente, yo diría que también profesionalmente. Yo miro atrás cuando empecé en el 2015 y la persona que soy ahora es una nueva y completamente preparada para el mundo laboral” expresó Perla.

Los Pioneros recibieron sus grados en las ceremonias de graduación celebradas el viernes 3 de septiembre.

Print Friendly, PDF & Email
Share