Comparten sus experiencias de cara a su graduación.


Un paso adelante en la consecución de sus metas profesionales los Pioneros de los Colegios de Artes y Humanidades y de la Escuela de Arquitectura.  Con la alegría, orgullo y emoción que amerita ese gran logro, los estudiantes comparten sus vivencias.

Keila Vélez combinó sus pasiones y logró obtener su Bachillerato en Música y una concentración adicional en Empresarismo Turístico. Sus ejecutorias como estudiante la llevaron a recibir la medalla Abel Di Marco que se otorga al estudiante más destacado del Departamento de Música.  “Qué gran honor fue recibir la noticia de que había sido seleccionada para recibir esta medalla. Al leer la carta que me anunciaba este logro, vinieron lágrimas de alegría a mis ojos al recordar todo el esfuerzo y sacrificio por poder llegar hasta aquí. ¡Le doy las gracias a Dios por ser mi roca y a aquellos profesores, amigos y familiares que me apoyaron y siempre me impulsaron a dar lo mejor de mí! La Católica ha tenido un gran impacto en mi vida.  Sin duda alguna, La Católica ha sido de gran bendición y formación para mi vida” expresó Keila. Cabe señalar que durante sus años de estudiante formó parte del Coro de la PUCPR y estableció su negocio Paraíso Picnics.

Ana Pérez recién recibió su diploma, pero los conocimientos adquiridos como estudiante de la Escuela de Arquitectura le abrieron camino y actualmente está ejerciendo la profesión que ama. “Estudiar en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico tuvo un impacto positivo sobre mi vida profesional y personal. Tuve la oportunidad de crecer en mi fe y conocer amistades y profesores que me retaron a siempre dar lo mejor de mí. Los conocimientos y destrezas que he adquirido durante mis estudios me han permitido comenzar a trabajar en el campo de la arquitectura. Durante este tiempo, he explorado algunas de las distintas ramas de la profesión y he adquirido experiencias y conocimientos que contribuyen a mi desarrollo profesional” sostuvo.

Ana, además recibió la medalla Francisco Luis Porrata Doria, otorgada al mejor diseño de proyecto de fin de carrera. “Durante mis años académicos intentaba retarme lo más posible en mis proyectos y trabajos. Me esforzaba por dar lo mejor de mí y aprender a ser critica conmigo misma, reconociendo mis debilidades, fortalezas e intereses. Además, fue muy importante y enriquecedor participar en las actividades y competencias ofrecidas por la Escuela de Arquitectura. Participar en las mismas me permitió desarrollar destrezas distintas las cuales pude aplicar luego a mis trabajos académicos.   Doy las gracias a mis profesores y al jurado por el honor de recibir la medalla Francisco Luis Porrata Doria por el diseño de mi proyecto Fin de Carrera. Este logro me llena de mucho entusiasmo ya que nos reta a desarrollar proyectos que busquen el bien social e integren los distintos temas aprendidos durante nuestros estudios, tales como el diseño estructural, arquitectura paisajista, la historia, la conservación y preservación de edificios históricos, el urbanismo, empresarismo, entre otros” indicó. Ana vislumbra en su futuro completar los requisitos para obtener su licencia como arquitecta y continuar desarrollándose dentro de la profesión.

“Una vez conocí la Escuela, que me atrevo a decir que es de las mejores en el Caribe, y sobre todo recibir el trato excelente de parte de los estudiantes, eso me cautivó”.  Así se sintió Iván Darío Tió Santos graduado de la Escuela de Arquitectura y oriundo de la República Dominicana.  “Mi experiencia en la PUCPR empezó en junio de 2017 cuando formé parte de la iniciativa   Repensando Ponce. En ese proyecto fue invitada la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, que fue mi universidad de origen, y tuve la bendición de ser uno de los siete estudiantes elegidos para participar. Entonces decido hacer el programa de intercambio y en agosto 2017 inicié mi experiencia académica en esta hermosa Escuela” expresó .

“Estudiar de la mano de docentes, así como con compañeros sumamente talentosos, estoy seguro que fue lo que me impulsó a dar lo mejor de mí cada día. Estoy sumamente agradecido con todos, pero no podría dejar pasar esta oportunidad sin mencionar a los pilares para poder ser el profesional y ser humano que hoy soy, que son mis padres, mis abuelos, el decano Luís V. Badillo, Lorna Báez, Job Bonilla, Roberto García, Magda Bardina, y Joel Vélez. En un futuro me visualizo haciendo mi Maestría en Diseño Arquitectónico Avanzado y hacer un PhD en Arquitectura.  Confío en Dios que así será. Una vez más, muchísimas gracias PUCPR, muchísimas gracias a la Escuela de Arquitectura. Pionero fui, Pionero soy” añadió.

Más fotos en la Fotogalería:  https://fotogalerias.pucpr.edu/septiembre-2021/

Print Friendly, PDF & Email
Share