Conferencia Episcopal Puertorriqueña publica documento al concluir las Elecciones General de Puerto Rico y la proximidad de la celebración de la Navidad.

Tras un año de extraordinarios retos entre terremotos y pandemia, Puerto Rico también estuvo inmerso en unas elecciones generales con su precuela y secuela tan atípicas como lo ha sido el año 2020.  Así lo reconocieron los obispos en su Mensaje de la CEP al concluir las elecciones generales de Puerto Rico de 2020.

¨(…)compartimos esta reflexión pastoral tras el evento de las elecciones
generales de Puerto Rico. Justo, nos encontramos en el Adviento que nos señala y prepara para la celebración de la Navidad. Por tanto, estamos en un tiempo que invita a la alegría y a la esperanza, elementos de urgencia para nuestra convivencia social y cristiana¨ expone el documento.

En el mensaje agradecen a Dios y al espíritu de civismo del pueblo puertorriqueño que, aún en medio de situaciones que pudieron haber provocado discordias, no trastocaron el proceso democrático del sufragio. Extendieron su agradecimiento a aquellos que se desempeñarán en cargos electivos comprometiéndose a acompañarlos en oración con miras a lograr el bien común,  Así también agradecieron la ardua labor y el sacrificio de todos los que han permanecido en sus puestos para garantizarles a los votantes la seguridad del voto emitido.  Exhortaron además a una seria revaluación del Código Electoral que tantos disloques provocó en estos procesos para así devolverle la confianza y credibilidad al pueblo en estas instituciones que siempre han tenido su respeto.

Añaden los obispos ¨(…)todos coincidimos en que nuestro pueblo ha expresado una voluntad de cambio en estilos y en propuestas. Se perfila un creciente rechazo a la hegemonía de un partido, irrumpen en el escenario público fuerzas políticas nuevas, se siente un gran disgusto por los actos de corrupción de algunos y se hace evidente que no podrá haber gobierno efectivo sin practicar un proceso de diálogo sincero, permanente y amplio¨.

Y exhortan ¨El apóstol Pablo, en su exhortación a su discípulo Timoteo, le urge a ser tan confiable en su tarea, que Dios mismo ´pueda contar contigo´, a ser un trabajador ´irreprensible´, y a hacerse ´experto en la verdad´ (cfr. 2ª Tim. 2,15). Confiabilidad total, servicio sin tacha, pasión por la verdad y la transparencia…he ahí virtudes que muy bien pueden guiarnos por los caminos de integridad que reclamó este pueblo en las elecciones que acaban de ocurrir¨.

Concluyen  con una petición para que la celebración del nacimiento de Jesús en la Navidad sea instrumento de luz y sabiduría para el pueblo y sus dirigentes ante los grandes desafíos que enfrentarán.

Leer documento completo:  Mensaje CEP al Pueblo (diciembre 2020)

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share