La Universidad se expresa ante la medida que busca incluir el boxeo como deporte oficial en la Liga Atlética Interuniversitaria.  

“La Liga Atlética Interuniversitaria fomenta la competencia deportiva como recurso complementario en la formación del estudiante universitario, estimulando los valores éticos y educativos que son esenciales a la convivencia social. Fomenta un ambiente deportivo de competencia sana y responsable, acorde con los principios éticos que deben imperar en el deporte. La práctica del boxeo es contraria a este fundamento. Por tanto, nos reiteramos en nuestra oposición a la Resolución 515”, expresó el Dr. Vélez Arocho.

El presidente de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), Dr. Jorge Iván Vélez Arocho, se opuso rotundamente ante la Resolución de la Cámara de Representantes 515.  La Resolución, presentada por el presidente de la Comisión de Recreación y Deportes de la Cámara de Representantes, Eladio Cardona Quiles, evalúa la posibilidad de incorporar el boxeo en las competencias deportivas de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI).

“La Liga Atlética Interuniversitaria fomenta la competencia deportiva como recurso complementario en la formación del estudiante universitario, estimulando los valores éticos y educativos que son esenciales a la convivencia social. Fomenta un ambiente deportivo de competencia sana y responsable, acorde con los principios éticos que deben imperar en el deporte. La práctica del boxeo es contraria a este fundamento. Por tanto, nos reiteramos en nuestra oposición a la Resolución 515”, expresó el Dr. Vélez Arocho.

El presidente de la PUCPR emitió estas expresiones mediante una misiva oficial al representante Eladio Cardona Quiles.  En esta comunicación, el Dr. Vélez Arocho detalló las implicaciones que pudiera generar la incursión del deporte del boxeo en las competencias de la LAI.

“La Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) está comprometida con el desarrollo de los deportes. A través de su Programa Atlético ofrece la oportunidad a los estudiantes de integrarse a equipos deportivos según sus capacidades físicas y sus destrezas. Consideramos que el deporte universitario debe fomentar el bienestar físico, emocional, espiritual, la sana competencia y la fidelidad en el ejercicio de los valores que distinguen positivamente a todo individuo. Las exposiciones de los argumentos se presentan tomando en consideración las implicaciones en el aspecto biológico y moral de la filosofía que nos representa como fieles cristianos”, resaltó el presidente.

Print Friendly, PDF & Email
Share