Expertos presentan alternativas como parte del conversatorio Ecología, desarrollo económico y planificación: una sinergia posible.

 

Ante el contundente llamado de papa Francisco a través de la encíclica Laudato Si de tomar medidas para la protección del planeta, el Instituto de Doctrina Social de la Iglesia de la PUCPR y su director, el Lcdo. Israel Santiago Lugo, presentaron el conversatorio Ecología, desarrollo económico y planificación: una sinergia posible.  “El magisterio social del papa Francisco enfatiza en el cuidado de la Casa Común.  En su encíclica Laudato Sí nos invita a tomar las medidas necesarias y a cambiar nuestros hábitos y paradigmas sobre la economía de consumo para proteger y preservar el planeta y sus recursos para el disfrute de toda la humanidad y las generaciones futuras.  Este documento atiende el problema de la mala planificación que lacera los recursos naturales e impide la calidad de vida de los seres humanos. Puerto Rico tiene una buena dosis de esos problemas denunciados en la encíclica.  Por esta razón organizamos este conversatorio” explicó el Lcdo. Santiago.

En el conversatorio participaron como panelistas el Prof. Ruperto Chaparro, director del Programa Sea Grant del recinto universitario de Mayagüez de la UPR. También participó el Arq. Luis V. Vadillo Lozano, decano de la Escuela de Arquitectura y Diseño Rafael Hernández Colón de la PUCPR.

En su presentación, el Prof. Chaparro expuso sobre la forma en que la mala planificación urbana o la falta de esta ha impactado negativamente los recursos costeros de la Isla.  “La invasión y alteración de estos recursos para la construcción de vivienda e infraestructura causan grandes daños y vulnerabilidad a nuestro entorno.  Se destruyen habitáculos importantes para el mantenimiento y renovación de las pesquerías ocasionando la merma en la pesca.  También provoca graves daños mediante el impacto de fenómenos naturales como huracanes e inundaciones.  esto porque las zonas de amortiguamiento natural han sido destruidas u obstaculizadas mediante el desarrollo urbano” indicó Chaparro.  Propuso, además, la creación de una política pública integral para el manejo de los recursos costeros como un paso para revertir el grave daño ya causado.  También hizo un llamado a la participación ciudadana activa en la defensa de estos recursos tan vulnerables.

Por su parte, el Arq. Badillo presentó los pilares en los que, según su criterio, debe fundamentarse una ciudad habitable, haciendo énfasis en la promoción y diseño de ciudades compactas, con mayor densidad poblacional.  “De esta manera se evitaría el desparramamiento urbano y traería grandes beneficios en el consumo energético, ahorros en gastos de transportación y promoción de la salud física y emocional de los ciudadanos y promovería una mayor productividad económica” sostuvo.  El arquitecto señaló como uno de los obstáculos principales para el desarrollo de estas ciudades en Puerto Rico la cultura de uso y explotación de la propiedad individual, sin considerar el bien común.

El conversatorio se llevó a cabo  el 22 de enero de 2021 a través de la plataforma Zoom y las redes sociales.

Print Friendly, PDF & Email
Share