Ese fue el eje de discusión en el evento presentado por el Instituto de Matrimonio y Familia.

 

De toda crisis el ser humano tiene la capacidad de sacar alguna enseñanza y crecer como individuos y como familia y la crisis de la pandemia no es la excepción.  Con esta línea de pensamiento en mente el Instituto de Matrimonio y Familia de la PUCPR presentó el conversatorio ¿Qué hemos aprendido como familia en esta contingencia?.

El evento contó con la participación de la Lic. Diana Villarreal, directora internacional de  Familia Unida.  La licenciada Villarreal comenzó recordando que la realidad de la pandemia es una de la cual no se puede huir. “Tenemos dos opciones: una de inmovilidad y otra de ponernos en movimiento. Depende de nuestra elección el que podamos, como individuos, familia o sociedad, salir exitosamente de esta pandemia” sostuvo Villareal.

La licenciada recapituló en varios puntos sobre los cuales, a su entender, ya deben haberse aprendido y aplicarse a las familias. Entre estos el aceptar que no basta que uno solo se cuide, tiene que ser un esfuerzo colectivo; que es posible vivir de otra forma; que el ser humano es frágil y vulnerable; que en la toma de decisiones se debe dar lugar al bien común, no solo al bien personal; ver esta situación como una oportunidad extraordinaria de “ser familia”.

El conversatorio se llevó a cabo el 20 de abril a través de la plataforma Zoom.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share