A un paso de graduarse de escuela superior y seguirán sus estudios en La Católica.


Jalibeth Rodríguez Rivera

“Gracias a La Católica he podido terminar mi cuarto año, me han ayudado a crecer como persona y estudiante.  En estos tiempos difíciles he podido continuar mis estudios.  Ahora sí  podré graduarme, gracias a La Católica”.  Gladyvette Irizarry Velázquez tiene 17 años y ya ha adelantado el gigantesco paso a la universidad.  A raíz del terremoto de inicio de año que obligó a las escuelas públicas del área sur a detener sus operaciones académicas, la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico dio un paso adelante con el Departamento de Educación.  Como parte de una alianza, los estudiantes de escuela superior pudieron continuar sus estudios en La Católica. Este es el caso de Gladyvette, estudiante de cuarto año de la Escuela Laura Mercado de San Germán.

“La Católica siempre ha estado para ayudarme, cuando tengo dudas, me responden rápido y los profesores están dispuestos a apoyarme y a enriquecer mi educación”, dijo la estudiante que continúa sus clases a distancia.

Los recintos de Arecibo, Mayagüez y Ponce de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico se convirtieron en centros de apoyo con una amplia gama de servicios gratuitos para los estudiantes del sistema público de enseñanza afectados por los sismos y réplicas en la zona.  Como parte de la alianza con la agencia pública, La Católica ofreció las plataformas de acceso a clases online, para los estudiantes de noveno a cuarto año de escuela superior, con los cursos que fueran equivalentes a los contenidos del nivel secundario del DE.

Gladyvette estudió Historia de Estados Unidos, Español e Inglés.  Pero, más allá de eso, la joven sangermeña ha estudiado en La Católica como parte del programa Articulación Universitaria.

“Cursé clases regulares de La Católica:  Historia del Mundo y Teología.  Realmente fue una gran experiencia.  Siempre me retaban y me ayudan.  Así que no tengan miedo, confíen en La Católica, siempre quieren lo mejor de ti”, acentuó.

El joven Giovanni Porcu Madau, estudiante de la Escuela Superior Josefa Vélez Bauzá, también escogió a La Católica para culminar sus estudios de escuela superior.  Ahora toma las clases de Español, Matemáticas e Inglés y, ya tiene claro que estudiará en la Escuela de Arquitectura en La Católica.

“Elegí La Católica para continuar mis cursos de cuarto año porque me pareció la mejor opción.  La verdad la encontré organizada.  Los módulos y las plataformas  tecnológicas son muy buenos.  Me adapté rápido al proceso de clases a distancia”, dijo el joven de 17 anos quien seguirá estudiando en la Escuela de Arquitectura de la PUCPR.

Por su parte, la Prof. Karen Morales, directora del Instituto de Educación Continua sostuvo “El programa de cursos en línea para estudiantes del Departamento de Educación de Puerto Rico(DEPR) a través de la PUCPR es una iniciativa que fue creada por la división de asuntos académicos del DEPR con diversas universidades. El propósito era poder ofrecer cursos en línea a estudiantes que no tuvieran sus escuelas abiertas en febrero debido a los terremotos ocurridos en la Isla. Estos se componen de cursos universitarios que se alinean a los cursos en los grados de 9no. a 12 mo. y que fueron previamente aprobados por el DEPR para que se convalidaran sin costo para el estudiante que, al graduarse, regresara a la universidad donde los tomó. En la PUCPR esta iniciativa fue encomendada por el presidente para ser coordinada por el Instituto de Educación Continua. El programa es  impartido por maestros del DEPR con las preparaciones necesarias para ofrecer los cursos universitarios y, en algunos casos, los módulos del DEPR. El proceso de dar el acompañamiento, tanto al estudiante como al maestro que sea parte del programa, ha sido uno lleno de retos por las múltiples situaciones que se les han presentado a algunas familias para poder adquirir el acceso a Internet. Tanto los 15 maestros que lo conforman, como los 121 estudiantes, han logrado superar todas las barreras para poder completar los cursos y se sienten comprometidos con la iniciativa.

Ha sido un proyecto que ha traído paz y esperanza a muchas familias que tenían la incertidumbre de cómo sus hijos terminarían su año académico. Además, ha sido un proyecto balanceado en términos del trabajo que se le requiere al estudiante por curso.  Le ha fomentado la responsabilidad, la importancia de la educación para sus vidas y los ha motivado a continuar estudios universitarios o postsecundarios al graduarse porque se le ofrece la convalidación en la PUCPR. El DEPR ha agradecido a la PUCPR el acompañamiento individualizado, el apoyo y los servicios que hemos ofrecido a los estudiantes al ser la Universidad que màs estudiantes retuvo en todo el proyecto y por la satisfacción que muestran con el servicio que la PUCPR les estará brindando hasta el próximo 26 de mayo de 2020. La mayorîa de los estudiantes que ha tomado los cursos està deseoso de que le llegue el momento de convertirse oficialmente en estudiantes universitarios una vez culminen su cuarto año” añadió Morales.
Print Friendly, PDF & Email
Share