El proyecto de impacto comunitario ofrece adiestramientos y conversatorios a universidades de Latinoamérica.

Los programas de servicio de la PUCPR han continuado con los esfuerzos para ampliar el alcance, no solo para la comunidad en P.R., sino también en la comunidad internacional. Parte de las estrategias desarrolladas en los pasados meses, en colaboración con la Oficina de Relaciones Internacionales, han sido conversatorios y adiestramientos enfocados en las áreas que atienden los programas de servicio.

El Dr. Ángel Muñoz Alicea es el director de la Escuela para Cuidadores de Adultos Mayores.

Durante el mes de marzo la Oficina para el Manejo de Pérdidas y Duelo ofreció dos actividades dirigidas a la comunidad internacional. El primero fue un conversatorio titulado la Resignificación de las pérdidas ante la pandemia: recomendaciones y líneas de acción para la salud mental. Para este conversatorio los conferenciantes fueron el Dr. Ángel Muñoz Alicea, psicólogo clínico y coordinador de la Oficina, y la trabajadora social clínica la Sra. Lindamar Fernández Guadalupe. De la actividad virtual se beneficiaron personas de diversas regiones de México entre estas: Jalisco, Guadalajara, Guanajuato, Michoacán, Lagos de Moreno, Morelia, México D.F, entre otros. También se conectaron personas de la República Dominicana y Puerto Rico. Durante tres horas se discutieron ampliamente las diversas pérdidas que se han presentado durante la pandemia y el impacto de estas en la salud emocional de las personas. De igual forma, se presentaron estrategias para mantener, y en algunos casos, mejorar la salud emocional. Según Fernández Guadalupe “Es necesario hablar del tema de pérdidas para así comenzar el proceso de resignificar lo vivido, más cuando las rutinas se vieron afectadas y alteradas por eventos como la pandemia. El experimentar una o múltiples pérdidas conlleva un proceso de duelo y el cómo se manifieste va a depender de la cultura, crianza y otros factores. Postergarlo, puede aumentar o acentuar emociones esperadas como la tristeza, enojo o desesperanza. He aquí la importancia de conversatorios como este, tanto en P.R. como en otros países, dirigidos a eliminar los mitos sobre las pérdidas y a su vez brindar estrategias para resignificar las mismas”.

Mientras que la segunda actividad  fue un adiestramiento virtual titulado: Estrategias y dimensiones en la prevención del suicidio. Para esta actividad la conferenciante invitada fue la profesora Ada Kercadó Robles, directora de la Clínica Interdisciplinaria de Servicios a la Comunidad y adiestradora certificada en Técnicas Aplicadas para la Prevención del Suicidio. Este adiestramiento fue coordinado para los estudiantes y facultativos de la licenciatura de Psicología de la Universidad Vasco de Quiroga en Michoacán México. Se dialogó y reflexionó sobre los esfuerzos de prevención de suicidio en las universidades, desde un enfoque comprehensivo. Según Kercadó “desde la adaptación de un modelo de salud integral, las universidades pueden promover y comprometerse para que, desde su comunidad académica, puedan ofrecer una primera ayuda emocional. La educación nos permite disminuir los factores de riesgo y aumentar los factores de protección, lo que aumenta las posibilidades de poder salvar una vida”. Durante el taller, se compartieron las experiencias desde la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en cuanto a los esfuerzos de colaboración entre los programas de servicios a estudiantes y la implementación de políticas y protocolos que ayuden a promover ambientes seguros hacia acciones oportunas e inmediatas en situaciones de crisis emocionales y conducta suicida. En adición, se discutieron algunos de los retos y limitaciones en la prevención del suicidio desde las perspectivas de educación, sensibilidad, seguridad y nivel de riesgos, coordinación de servicios, compromiso y servicios de apoyo. “Espacios de diálogo como el que tuvimos con la Universidad Vasco de Quiroga posibilitan esfuerzos de colaboración y de prevención de la conducta suicida en las comunidades académicas de educación superior”, indicó Kercadó Robres.

Por su parte, la Escuela para Cuidadores de Adultos Mayores (ECAM) también brindó un conversatorio para la comunidad internacional titulado: Estrategias de autocuidado para el cuidador familiar de un adulto mayor. En este el Dr. Ángel Muñoz Alicea, director de la ECAM, discutió acerca de los retos que enfrentan los cuidadores familiares a raíz de la pandemia. Durante tres horas se discutieron las situaciones y necesidades que enfrentan los cuidadores en Latinoamérica, y se brindaron recomendaciones específicas para mejorar la salud emocional e interacción familiar. “La comunidad internacional de cuidadores participó de esta actividad de forma activa. Las situaciones y retos que presentaron son muy similares a las que experimentan los cuidadores en Puerto Rico”. En esta actividad participaron cuidadores de países como: México, Uruguay, República Dominicana, El Salvador, Ecuador, Guatemala y Estados Unidos. Según Muñoz Alicea, estas actividades son la primera parte del esfuerzo para la internacionalización de los programas de servicio. Lo próximo en agenda es el comienzo de la primera Escuela para Cuidadores de Adultos Mayores Internacional, la cual se realizará en México. “El proyecto de la ECAM que se le ha presentado a universidades de Latinoamérica, provoca gran interés. Con la colaboración de la Oficina de Relaciones Internacionales y el apoyo del Dr. Jorge Iván Velez Arocho y de la decana interina la Dra. Ilia Rosario, estamos trabajando para crear escuelas para cuidadores en América latina y el Caribe. Además sentando las bases para futuras investigaciones”.

Print Friendly, PDF & Email
Share