Skip to content

Huellas del Futuro

En la mirilla científica el Dragón Amarillo

Científicos de C.E.I.B.A. desarrollan prácticas para el crecimiento de cítricos libres de plagas.

Jalibeth Rodríguez Rivera

Más allá de los retos climatológicos que enfrentan en sus cosechas, los agricultores puertorriqueños  afrontan una lucha constante con enfermedades y plagas que impactan duramente este sector.  La industria de los cítricos no es la excepción.

De acuerdo con datos publicados por  el Instituto Nacional de Alimentos y Agricultura del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA)  cerca de 700 agricultores de la Isla, particularmente del centro de la Isla, producen cítricos.  Según USDA, esta industria está valorada en $ 4.25 millones.  Pero, a partir de 2009, la enfermedad Citrus Greening (HLB) comenzó a amenazar estas plantas.

CEIBA, localizado en el Parque Industrial de Sabanetas en Ponce, es el primer centro de Agrobiotecnología en Puerto Rico y el primero en el área sur destinado a investigaciones en Biotecnología.

En comunicación oficial, USDA informó  “La (HLB) es una enfermedad bacteriana transmitida por el psílido asiático de los cítricos. La bacteria se establece en el sistema vascular del árbol infectado, interrumpiendo el movimiento de nutrientes de los brotes a las raíces. Los resultados inmediatos son frutas verdes y amargas inadecuadas para el mercado. La enfermedad eventualmente causa la muerte del árbol”.

Conscientes de esta realidad, los científicos del Centro de Enseñanza e Investigación en Biotecnología y Agrobiotecnología (CEIBA) de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico desarrollan estrategias en sus laboratorios para maximizar los tejidos y lograr plantas de calidad, libres de enfermedades y del Citrus Greening.  En CEIBA, los estudiantes trabajan con el proyecto de propagación de tejidos de cítricos.

“Estamos trabajando en el proceso de propagar cítricos a nivel de laboratorio mediante los tallos.  En este caso trabajamos con el limón.  Tomamos los tallos del árbol, los desinfectamos y procedemos a cultivarlos en un medio con recetas aptas para el crecimiento.  Cuando estén listas las etapas de crecimiento, los provocamos a que echen raíz.  Esa receta se desarrolla mediante pruebas para determinar cuál es la mejor combinación de medios de cultivo y crecimiento que simulen el crecimiento normal de la planta,  esto cambiando con temperatura y humedad adecuada”, explicó la profesora asociada de CEIBA, a cargo del proyecto de micropropagación, Dra. Rosa Rosa I. Berríos Villarini.

La HLB, conocida también como el Dragón Amarillo en referencia a los tornos verdes y amarillos del árbol, se ha propagado significativamente en la Isla.  Con estas prácticas, los estudiantes de la PUCPR atienden directamente las necesidades de los agricultores del país, lo que estimulará el motor económico.

“Esta enfermedad es devastadora.  Así que estamos buscando proveer una alternativa para sustituir los árboles que estén muriendo. El año que viene debemos tener listas sobre 7,000 de estas plantas.  Los agricultores tendrán mejores productos, libres de plagas”, resaltó la científica.

Esta iniciativa se ha logrado también por el apoyo del Departamento de Agricultura de Puerto Rico y el Fondo de Innovación y Desarrollo Agrícola (FIDA).  Precisamente,  el secretario de esta agencia, Carlos Flores, visitó CEIBA junto a la directora ejecutiva de (FIDA) Ruth L. Pagán Alvarado.  Ambos llegaron hasta los laboratorios donde se están llevando a cabo los trabajos relacionados con los contratos de desarrollo de plátanos y cítricos  bajo la técnica de micropropagación.

En CEIBA también se trabaja con la industria de los  plátanos.  Buscan alternativas para hacerlos más  resistentes a las plagas que actualmente afectan ese cultivo.  Igualmente, desarrollan inviestigaciones en genética de levaduras y de bacterias, ciencias biomédicas,  genética molecular, cultivo de tejido animal, bioensayos, genética de plantas, entre otros.

El Centro está ubicado en el Parque Industrial de Sabanetas en Ponce.  Es  el primer centro de agrobiotecnología en Puerto Rico y el primero en el área sur destinado a investigaciones en Biotecnología.

Print Friendly, PDF & Email
Share
Scroll To Top