Estudiantes, voluntarios y la facultad de Trabajo Social se unen para regalar víveres a sus compañeros.

El grupo Fe, Esperanza y Caridad, organizado de manera informal después del huracán María, en conjunto con la Asociación de Estudiantes de Trabajo Social del Programa Graduado adscrito al Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad tuvieron la iniciativa de preparar y repartir bolsas con alimentos a sus compañeros.  El evento tuvo como fin servir a otros y demostrar gratitud a la vida y a las bendiciones recibidas.

“Ante la situación de nuestro país es difícil ver las cosas positivas que suceden. Pero dentro de la Institución hay personas trabajando y haciendo cosas positivas. Con esto en mente y buscando algo diferente, especialmente para los estudiantes a nivel graduado, surgió esta iniciativa de preparar bolsas con víveres para repartirlas a estudiantes. La mayoría de estos estudiantes son parte de la fuerza laboral del país, que busca mejorar su calidad y nivel de vida estudiando grados más avanzados. Muchos de ellos son padres y madres de familia viviendo día a día con su sueldo y manejando con gran destreza el poder balancear su presupuesto. Los estudiantes que inicialmente formaban parte de Fe, Esperanza y Caridad ya no están y hoy son egresados.  Pero los que en cierta forma fueron marcados por este grupo han continuado de manera voluntaria y anónima ayudando a otros compañeros. Esta actividad denota los valores que nos distinguen como Institución, como programa y como personas que valoramos la dignidad del ser humano” explicó la Dra. Catherine Oliver Franco, directora de la Escuela Graduada de Trabajo Social.

La actividad se celebró el 10 de diciembre frente al Decanato del Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad.

Print Friendly, PDF & Email
Share