Análisis minucioso del tema desde las perspectivas de la psicología y los medios de comunicación.

 

Las causas y consecuencias del fenómeno de la violencia e intimidación a través de las redes sociales fue el énfasis principal del evento Bullying, violencia y las redes sociales presentado por el Instituto de Doctrina Social de la Iglesia.  El tema fue analizado desde las perspectivas de la psicología y del campo de las comunicaciones. De hecho, el panel estuvo compuesto por Gretchen Caballer, estudiante doctoral-practicante de Psicología Clínica y mediadora de conflictos y Sandra Rodríguez Cotto, periodista, bloguera, escritora, relacionista pública profesional y conferenciante.

Durante su participación Caballer manifestó “Definitivamente la violencia en las redes sociales impacta la salud mental de los jóvenes y adultos. De hecho, se han reportado casos de suicidios que han sido debido al bullying recibido en las redes sociales. Por otra parte, la empatía y la sensibilidad humana han ido disminuyendo debido a la alta exposición a la violencia. Parte de este bullying es el uso no autorizado de información, fotos y videos para crear memes, comentarios despectivos y burlas de personas desconocidas hacia esa víctima. Es nuestra responsabilidad contribuir a la disminución de este tipo de violencia”.

Loquita, gorda, bruta, despechada, bruja, desajustada son parte de los insultos que a diario recibe la periodista Sandra Rodríguez Cotto a través de las redes sociales. “En ocasiones he recibido entre 400 a 500 insultos de este tipo diariamente e incluso amenazas de muerte .  He podido validar que personas cercanas a mí han decidido alejarse por creer lo que publican los cibernautas que me atacan” señaló Rodríguez Cotto. Para la periodista “eso no es casualidad’.  “Estos eventos son coordinados y hay personas detrás de esto haciendo este tipo de comentarios. Estos trolls o personas que interactúan a través de cuentas falsas  van generando ambientes para crear una figura negativa en torno a un periodista y desacreditarlo y dañar la percepción pública y su reputación” sostuvo

Sandra Rodríguez Cotto, quien tuvo participación activa en la primera legislación llevada a cabo en la Isla sobre este asunto, indicó que “El ciberacoso atenta y ataca la dignidad de ese ser humano. No es mucho lo que se ha adelantado en cuanto a este tema a nivel de legislación. Casi ningún caso ha sido procesado. Aunque la Policia de P.R. tiene una unidad de crímenes cibernéticos no cuentan con los recursos suficientes para hacer más” indicó.

La comunicadora mencionó que la primera vez que se actuó contra el cyberbullying a nivel legal en Puerto Rico fue en 2013 y, de igual forma, durante su presentación hizo referencia al caso MedeaBot; 2016 y sostuvo que ese fue el primer caso que llega al tribunal y el acusado fue hallado culpable en el 2016.

“El papa Francisco ha hecho un llamado a la fraternidad humana. Todas las personas de buena voluntad estamos obligados a trabajar por un mundo pacífico, donde se respete la dignidad de cada persona.   No obstante, nuestra sociedad es cada vez más violenta.  Con el uso masivo de las redes sociales, la violencia y el acoso cibernético son cada vez más frecuentes. Esto produce profundas y muy serias consecuencias sobre los individuos y la sociedad en general.  Es necesario conocer las causas, dimensiones y el efecto que estas conductas producen.  Solo así podremos combatirlas. Confiamos en que lo expuesto en este evento sirva, no solo para concienciar sobre el problema, sino que produzca una discusión amplia y resultados concretos para nuestra sociedad” explicó el Lcdo. Israel Santiago, director del Instituto de Doctrina Social de la Iglesia de la PUCPR.

El conversatorio se llevó a cabo el 9 de julio a través de las plataformas digitales.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share