Alcaldesa de Loíza y alcalde de San Sebastián discuten los retos y oportunidades fiscales de cara el próximo cuatrienio

 

No es un hecho desconocido la profunda crisis económica, fiscal y social que vive la Isla. La crisis económica ya se acerca a los 15 años y situaciones como los huracanes, terremotos y la reciente pandemia del COVID-19 han exacerbado las consecuencias para Puerto Rico.  Actualmente miles de puertorriqueños viven en condiciones muy precarias, lo que desencadena en violencia, criminalidad y otros males sociales.

“Con esta realidad tendrá que trabajar la administración pública que se inaugura en enero del 2021.  Ciertamente los gobernantes enfrentan grandes retos, pero también muchas áreas de oportunidad. Además de la situación económica, también se enfrentan a las políticas de austeridad impuestas por la Junta de Control Fiscal y a la próxima obligación de comenzar a pagar la deuda pública.  Pero próximamente debemos estar recibiendo una inyección de dinero sin precedentes destinada a la reconstrucción post huracán María Esto es, sin duda, una oportunidad para el país” explicó el Lcdo. Israel Santiago Lugo, director del Instituto de Doctrina Social de la Iglesia de la PUCPR.

Ante esta situación, el Instituto de la Doctrina Social de la Iglesia presentó el conversatorio La realidad económica y fiscal de la nueva administración pública.  Este foro sentó las bases para analizar,  de manera profunda y directamente de conocedores de primera mano, los pormenores de este asunto.  El evento contó con la participación de Julia Nazario, alcaldesa de Loíza y Javier Jiménez, alcalde de San Sebastián.  “Ellos se han distinguido por ser administradores municipales muy efectivos y muy comprometidos con el bienestar de sus compueblanos.  Ambos han trabajado para solucionar los complejos problemas sociales de sus respectivos municipios. Durante cada crisis, los gobiernos municipales son la primera línea de ayuda.   Los mismos proveen servicios esenciales para atender las crisis y tratar de darles a los ciudadanos una vida digna.  No obstante, estos gobiernos municipales enfrentan la peor parte en la política de austeridad impuesta para paliar la crisis fiscal.  Leyes recientes los obligan a pagar con fondos propios las pensiones de sus empleados y a cubrir gastos del plan de salud del gobierno  que amenazan con la quiebra a muchos de ellos. El panorama no es muy halagador” indicó Santiago.

“Si queremos conseguir un desarrollo humano integral debemos conocer nuestra realidad.  De esa manera, podremos adelantar aquellas tareas y proyectos que sean catalizadores de ese desarrollo integral que propone el Magisterio Social de la Iglesia.  Eso es lo que pretendimos lograr con este conversatorio” concluyó Santiago.

El evento se celebró el 18 de diciembre de 2020 a través de la plataforma Zoom.

Print Friendly, PDF & Email
Share