La Católica apoya con fuerza la inclusión

Por: Yamil Solano Campos

aeebf76d-abf0-40e0-b3dd-2b4bd0a26f7b

El Centro de Estudiantes Manuel González Pató fue el espacio para el evento que celebra la inclusión y la diversidad.

“OSPI se da en un ciento por ciento al servicio de las personas con discapacidad” aseguró Carlos Martínez, estudiante de Maestría en Consejería y Rehabilitación, quien tras sufrir un accidente de auto en el 2004 tuvo una grave lesión cervical que lo incapacitó con cuadriplejia. Pero esto no ha sido obstáculo para el joven, quien aseguró que gracias a la iniciativa de OSPI y a la excelencia de sus servicios para las personas con impedimentos, su experiencia en el Recinto ha sido positiva.  Estudiantes y agencias sin fines de lucro que ayudan en el quehacer de las personas con discapacidades se unieron el  28 de abril de 2016 en el Centro de Estudiantes Manuel González Pató de la Pontificia Universidad Católica del recinto de Ponce para celebrar el evento #DiscapacidadSinLimite.

“Las personas tienen derecho a tener todas las oportunidades para realizarse como individuos según el plan de Dios. Por lo tanto nos toca como Pontifica Universidad Católica, desde la plataforma educativa, hacerles valer los derechos a los hijos de Dios, de tal manera que puedan llegar hasta nuestra Institución y puedan, a través de la formación recibida,  ser todo lo que Dios ha querido que estas personas sean” manifestó el Dr. Jorge Iván Velez-Arocho.  El Presidente felicitó al Colegio Graduado en Ciencias de la Conducta, al programa graduado de Consejería y Rehabilitación y a la Oficina de Servicios para Personas con Impedimentos así como a las sobre 20 organizaciones que participaron en el evento que tuvo como propósito concienciar sobre las necesidades de las personas con discapacidad.

El Presidente se hizo eco de las expresiones del papa Francisco, quien desde el inicio de su pontificado, ha declarado  a la Iglesia Católica como una iglesia inclusiva, atenta a las personas con necesidades especiales y atenta a los derechos de los individuos.  Igualmente destacó que, ante la visita en el 2013 del Consejo de Administración de la Federación Internacional de Universidades Católicas,  la PUCPR se destacó por tener una oficina que atendiera las necesidades de las personas con impedimentos.   Fue tanto el impacto que el Consejo, a través de su Centro para la Coordinación de la Investigación, ha iniciado un proyecto para supervisar las prácticas de otras universidades católicas que atiendan a las personas con impedimentos.

Por su parte, Wanda Soto, directora de la Oficina de Servicios a Personas con Impedimentos (OSPI) recalcó que este lazo le da  importancia a los estudiantes para que entiendan la necesidad y visión de esta población a través de la oficina de OSPI.  “Nuestra oficina tiene un proyecto de inclusión, y la unión con el programa de Maestría en Consejería y Rehabilitación representa fuerza para que entiendan que la PUCPR está con todos los servicios preparando consejeros y recibiendo personas con discapacidades. “

El Dr. Hernán Vera afirmó que el programa de Maestria en Consejeria y Rehabilitacion de la PUCPR pretende formar profesionales que tengan la preparación adecuada para trabajar con personas con impedimentos y ayudarlas a reintegrarse al trabajo y estudios para que tengan una  vida más plena.  “En el suroeste de Puerto Rico había escasez de este tipo de personal por lo cual el gobierno federal tenía una preocupación de que esta población recibiera los servicios adecuados y necesarios” expresó el Dr. Vera. Este también manifestó que el programa de Maestría en Consejería y Rehabilitación se estableció en el 2006 en unión a Panamerican University.  Así se proveería un grado acreditado que les permitiría trabajar en cualquier agencia de servicios de rehabilitación a nivel, local, estatal o federal.  De la misma forma permitiría trabajar en organizaciones no gubernamentales o sin fines de lucro que le sirvan a esta población.

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share