Oct 092018
 

Ante altos niveles de contaminación, expertos ambientales coinciden en tomar acción  para proteger las fuentes hidrográficas.


Durante el pasado fin de semana, cinco balnearios no estaban aptas para bañistas por exceder el parámetro de enterococos.  Esto, según los resultados de muestreos en playas como parte del Programa de Playas de la Junta de Calidad Ambiental.  Estas playas permanecían bajo Aviso de Bandera Amarilla, una realidad que se ha empeorado durante los últimos años.  Según  el exsecretario del Departamento de Recursos Naturales, Javier Vélez Arocho “En Puerto Rico tenemos más de cien cuencas hidrográficas con sus ríos y más de mil quebradas y caños.  Pero, si bien tenemos buenos recursos de agua, existe un problema constante de falta de cumplimiento con los reglamentos establecidos para protección, sobre todo en las playas.  Por eso debemos conservarlos y cuidarlos”, acentuó.

El asesor ambiental de la empresa Ecostahlia, Javier Vélez Arocho, participó del conversatorio La contaminación de los cuerpos de agua y su impacto social en Puerto Rico

El asesor ambiental de la empresa Ecostahlia, Javier Vélez Arocho, participó del conversatorio La contaminación de los cuerpos de agua y su impacto social en Puerto Rico

El asesor ambiental de la empresa Ecostahlia participó del conversatorio La contaminación de los cuerpos de agua y su impacto social en Puerto Rico que presentó el Instituto de la Doctrina Social de la Iglesia de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

Explicó que, en Puerto Rico, los ciudadanos no le dan la importancia a la urgencia real que existe por cuidar los cuerpos de agua en el país.  “¿Por qué estamos así?  Porque el ambiente no es prioridad para muchos y no hay sentido de pertenencia. Las personas, en sus actividades día a día, contaminan mucho, sobre todo en las aceras y quebradas.  Cuando tenemos los eventos de lluvia, toda esa contaminación llega a las playas.  Oriéntese, edúquese, asista a foros como este.  Hay que tomar acción, no podemos seguir como espectadores, debemos convertirnos en actores” reafirmó Vélez Arocho.

Asimismo, dijo que otro de los factores que han aportado a esta situación es la falta de consistencia entre los gobiernos.  Ante todo  sostuvo “¿A qué nos exponemos?  Seguir perdiendo competitividad, mayores costos en la salud, menos ingresos por falta de turistas, aumento en los costos del manejo ambiental y máyor desinterés en cuidar el ambiente.  Que no se nos vaya el bote. Si seguimos así, nos va a dar mucho trabajo salir.  Pero yo tengo esperanzas. Podemos hacerlo”.

El fundador del Departamento de Ciencias Marinas del recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, Dr. Máximo Cerame Vivas se unió al conversatorio.

“Ante esta emergencia estamos llamados a comprometernos, con mentalidad activa, y  a trabajar como si todo dependiera de nosotros”, dijo el Dr. Máximo Cerame Vivas.

“El agua es un milagro de Dios.  Muchos compuestos químicos formados por dos gases como  NO2,  o por óxidos de un sólido como SOy CO2,  son gases.  Pero H2O, que consiste en dos gases, es un líquido.  Es la ley física que cuando una sustancia se enfría se contrae.  Pero cuando el agua se enfría y se congela, ese hielo se expande y ocupa más espacio que el agua que se congeló.  Es menos denso y flota sobre el agua. Piensen en lo que ese dato significa para la vida en la Tierra”, comenzó explicando el también artista.

Cerame Vivas detalló que Puerto Rico no ha cuidado la producción de agua.  Dijo que, de un volumen de 647 millones de galones diarios que entran al sistema provenientes de pozos profundos, quebradas, ríos, acuíferos y embalses, solo 249 millones de galones diarios, es decir, un 38.4% se produce como agua potable.  “Puerto Rico tampoco ha cuidado bien de sus embalses, construidos para proveer agua a los ciudadanos.  Recientemente el jefe de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados mostró preocupación por la pérdida de capacidad de nuestros embalses.  Algunos han perdido hasta 96% de su capacidad por la sedimentación que la erosión ha traído a los lagos.  En una sequía nos veremos en verdaderos aprietos” afirmó.

El experto en ciencias marinas hizo un llamado a la acción.  “Ante esta emergencia estamos llamados a comprometernos, con mentalidad activa, y a trabajar como si todo dependiera de nosotros.  Como dice papa Francisco, ‘Hay que salir a la calle y hacer ruido’.  Ese es un mandato”.

El conversatorio se celebró el 9 de octubre de 2018 en el Teatro Mons. Vicente Murga del recinto de Ponce de la PUCPR.  El director del Instituto de la Doctrina Social de la Iglesia de la PUCPR, Lic. Israel Santiago,  aseguró  “La importancia de analizar estos temas es vital.  Sin agua potable no podemos sobrevivir.  De hecho, sabemos que hay personas e instituciones a nivel mundial que ya presagian que la próxima gran guerra será por el acceso al agua.  Por eso fomentamos la discusión en la PUCPR”.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.