Sep 052018
 

Pionera participa de investigación científica  en Escuela de Medicina en Maryland.

Christopher de Dios

Investigar la vulnerabilidad de los individuos que sufren dependencia a la adicción así como continuas recaídas, fue el foco de un estudio  que desarrolló una Pionera en Maryland.   La estudiante de biología de la PUCPR, Annabele Flores, participó de un internado en verano en el Instituto de Ciencias Básicas de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins en Baltimore, Maryland.  Fue seleccionada para trabajar en una investigación por 10 semanas en el laboratorio de la Dra. Patricia Janak del Departamento de Psicología y el

El proyecto es dirigido hacia el estudio del rol de señales que predicen recompensa, para estudiar la vulnerabilidad de individuos para la adicción y la recaída.

El proyecto es dirigido hacia el estudio del rol de señales que predicen recompensa, para estudiar la vulnerabilidad de individuos para la adicción y la recaída.

Cerebro y del Departamento de Neurociencias.

“El proyecto es dirigido hacia el estudio del rol de señales que predicen recompensa.  Se estudia la vulnerabilidad de individuos para la adicción y la recaída. Utilizando el aprendizaje clásico pavloviano, se puede determinar qué individuos son más vulnerables a caer en adicción.  Esto, por medio de su respuesta condicionada cuando se les presenta una señal que indica la disponibilidad de la recompensa. Individuos que atribuyen una respuesta emocional a esta señal, tienen un comportamiento que promueve el consumo de la droga”, explicó.

La joven científica señaló que se desarrollaron estos estudios en modelos animales, y se identifican como seguidores de señal.   “De estas diferencias en comportamiento se pueden deducir otras diferencias en el mecanismo de aprendizaje de la recompensa. La liberación de dopamina es necesaria para este aprendizaje,  pero se desconoce si esto influye en el aprendizaje de la identidad de la recompensa. El aprendizaje ‘modelo’ dice que todas las características de la recompensa (textura, sabor, entre otros) son aprendidas. En cambio, el aprendizaje ‘libre’ dice que la recompensa se aprende solo por su valor, almacenado en una escala de valor común. Todavía se desconoce si estas dos dimensiones del aprendizaje asociadas con la adicción (atribución de motivación por la señal y representación de la recompensa)  se  relacionan entre ellas”.

De hecho, como parte del estudio en Maryland, señaló que identificó ratas que tienen una atribución motivacional alta y baja a las señales.  “Utilizamos dos recompensas del mismo valor (chocolate y fresa) para determinar si las ratas son capaces de aprender a diferenciar entre los sabores. Si pueden distinguir entre los sabores, entonces aprenden sobre la recompensa más allá de su valor, y la atribución de motivación por la señal no obstruye el aprendizaje modelo. Esto ayudará a determinar si el rol de dopamina en estos procesos de adicción es independiente o está relacionado y será un puente entre la neurociencias computacional y de comportamiento”.

Sobre su experiencia más allá del salón de clases, la Pionera invitó a que otros aprovechen estas oportunidades.  Asimismo, resaltó que fue de gran impacto profesional.   “Esta oportunidad de investigación ha contribuido en mi aprendizaje de la rama de las neurociencias y me ha dado las herramientas para exponer este conocimiento científico a una audiencia general”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.