Aug 292018
 

 Áurea Cintrón de Rodríguez dejó su legado imborrable en La Católica.

La historia de la Pontificia Universidad Católica tiene profundas raíces alimentadas por la entrega, la lealtad y el compromiso de aquellos que dedicaron su vida a educar y a formar en los valores que esta Institución promulga.

Áurea Cintrón de Rodríguez fue uno de estos pilares.

Áurea Cintrón de Rodríguez fue uno de estos pilares. Catedrática del Departamento de Inglés, hoy Departamento de Inglés y Lenguas Extranjeras, desde 1948, formó parte de la primera facultad de la Universidad, a la que estuvo unida por cincuenta años.  Con una sólida preparación de la Universidad de Puerto Rico, donde se graduó Magna Cum Laude, continuó estudios graduados en la Universidad de Marquette.

La profesora Cintrón figuró en la edición de Outstanding Educators of America  y en The World’s Who’s Who of Women. Además de inglés, enseñó español y francés en los primeros años de la Universidad.  Fue secretaria del Senado Universitario y de la Junta de Síndicos y, por varios términos, dirigió el Departamento de Inglés y Lenguas Extranjeras.  Además, fue una de las fundadoras de la Cooperativa de Ahorro y Crédito José Cortés de la Institución en la que permaneció como socia hasta su fallecimiento.

Su entrega y amor a La Católica han sido incuestionables.

Su entrega y amor a La Católica han sido incuestionables como lo reitera el testimonio de muchos.  La recordaron como siempre dispuesta a apoyar a sus estudiantes.  La directora del Centro de Desarrollo de la Facultad, Carmen González,  rememoró a su entonces profesora  del  curso Chaucer and the Pearl Poet.  “Una excelente profesora, de firmes principios católicos y amante de la poesía.  Sus versos en inglés, español y francés deberían publicarse póstumamente.”

 

 

Áurea Cintrón de Rodríguez, una auténtica Pionera.

 

Incluso, una de sus hijas, Cynthia Rodríguez,  afirmó “Mami estuvo siempre entregada, en su totalidad, a su amada Universidad Católica.  Ella, aunque tuviera una cantidad enorme de tareas, no sabía decir no y encontraba la forma de hacer más.  Siempre reflejaba una tranquilidad y paz en su rostro y así las transmitía”.

Recordó “No olvido cuando estábamos en la Academia Santa María.  Al salir de la escuela nos íbamos a la oficina de mami en la Universidad y hacíamos nuestras asignaciones”.

Cynthia también exaltó el amor de su madre por la literatura.

“Mami cultivó su pasión por la lectura, la poesía y la literatura hasta sus últimos días.  Fue ejemplo en el salón de clases y en su diario vivir. Nos enseñó lo que es el respeto, la humildad, la paciencia, y sobre todo, lo que es un gran ejemplo de una vida llena“.

Áurea Cintrón de Rodríguez falleció a los 92 años el 18 de agosto de 2018 en la casa de su hija en Bourne, Massachusetts.  Fue una auténtica Pionera, que ha dejado su huella en la historia de la Pontificia Universidad Católica.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.