Jul 112017
 

Los millenials se destacan por su amor a servir

“Convertir la prosa del día en poesía épica”, a eso exhorta Josémaria Escrivá de Balaguer y, según la Dra. Sandra Ramos, catedrática del Colegio de Artes y Humanidades de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico eso es lo que precisamente demuestra la llamada generación millenials.   “Este grupo, que son los nacidos entre de 1980-2000, son  más   que nuestro reto diario entre asistencia y exámenes.  Nos piden, en un grito silencioso, que les demos la oportunidad de servir, de estar en contacto con el dolor del otro” explicó Ramos.

Los millenials  o generación Y son capaces de olvidar sus propios problemas para fundirse en el otro. Este fenómeno positivo podría deberse a la exposición que ha tenido esta generación a situaciones como la crisis económica y la violencia. “Nos sorprenderían los problemas que enfrentan calladamente día a día.  Han vivido la crisis económica, la violencia en momentos en que la juventud los hace más vulnerables al sufrimiento y, aún así, abrazan el servicio.  Los millenials sufren los problemas tanto o más que los baby boomers y la generación x” sostuvo la educadora.

Los millenials  o generación Y son capaces de olvidar sus propios problemas para fundirse en el otro.

La Dra. Ramos advierte de la importancia de satisfacer la necesidad de servir que tiene esta población y en el cambio de roles jerárquicos. “La clave está en la oportunidad que les da, de salir de la rutina de la educación tradicional y cambiar las horas de clases para transformar la comunidad en un aula.  Otro aspecto fundamental es la inversión de roles. En el escenario del servicio los estudiantes son colegas, son profesionales y necesitamos incorporarlos en un equipo de iguales sin jerarquías.   La alegría y el agradecimiento mostrados por estas oportunidades son sorprendentes” indicó Ramos.

La Dra. Ramos exhorta a aprovechar la personalidad crítica, el conocimiento tecnológico, el pensamiento estratégico y el ideal de la democratización del conocimiento que tienen los millenials para construir una mejor sociedad.  “Los nativos digitales pueden diseñar formas innovadoras de servicio tomando en cuenta el principio de subsidiariedad que respeta la autonomía y la capacidad de desarrollo de las poblaciones vulnerables y marginadas” concluyó Ramos.

La Dra. Ramos ofrece el curso Aprendizaje en Servicio que promueve  la metodología de enseñanza de aprender mientras se sirve a otros, respetando la autonomía y la dignidad de la persona y de la comunidad mediante la aplicación del principio de subsidiariedad de la Doctrina Social de la Iglesia.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.