Apr 102017
 

Importantes colecciones históricas son pieza angular en proyectos de investigación.


Basta solo con visitarla y simplemente no querrás salir.  La historia de la Iglesia en Puerto Rico y los hechos más transcendentales que han marcado a un país desde 1850 están reguardadas en la colección personal del primer rector de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.  La recopilación es de gran riqueza histórica y se encuentra a solo pasos de los estudiantes del recinto de Ponce.

 

Se trata de la Colección Mons. Vicente Murga, ubicada en el segundo piso de la Biblioteca Encarnación Valdés.  “La colección forma parte de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico gracias a Mons. Vicente Murga, quien siempre quiso que luego de fallecer esta colección formara parte de la Biblioteca”, acentuó la bibliotecaria del Archivo Histórico Institucional, Aida Báez Caraballo.
La colección, según Báez Caraballo, es única en Puerto Rico.  “En un principio, Mons. empezó a trabajar con historia de la Iglesia en Puerto Rico, pero eso le abrió un abanico de posibilidades, pues dentro de la documentación que recopiló, se destaca información sobre importantes situaciones del país. Tenemos publicaciones de sucesos que ocurrieron en diversos puntos de la Isla, de la historia del pueblo de Coamo, de la historia de los terremotos en Puerto Rico, entre muchos otros”, recalcó a Huellas del Futuro.

 

Añadió que el fuerte de la Colección es el tema sobre derecho canónico.  Asimismo, el inventario cuenta con libros y biografías  de los obispos en América Latina de 1649.  “También, la Colección tiene libros en latín que datan de 1582”, explicó la bibliotecaria mientras mostraba con guantes una antigua publicación.

 

De otra parte, la Colección de  Puerto Rico es otra de las riquezas de la PUCPR.  La bibliotecaria Vidalina Rodríguez Carreras, afirmó “Colección de Puerto Rico nace casi con esta Universidad.   En un informe de 1955 la bibliotecaria Sister Ángela indica de la existencia de esta documentación”.

 

La prof. Rodríguez Carreras detalló que “la documentación tiene materiales bibliográficos producidos por autores puertorriqueños y autores extranjeros que han escrito sobre el país. Es una biblioteca que abarca todas las áreas del saber”.  De hecho, como parte de este inventario, guardan ediciones del Periódico El Mundo de 1948, Claridad desde sus inicios, El Nuevo Día desde la década del 70, ediciones de los entonces diarios Reportero y Ponce Stars, entre muchos otros.

 

Esta Colección, así como otras que guarda la Biblioteca, ha sido pieza esencial en trabajos de investigación de académicos y estudiantes internos y externos.

 

La directora de la Biblioteca Encarnación Valdés, Magda Vargas dijo “La PUCPR cuenta con 5 bibliotecas, dos de ellas especializas en derecho y en arquitectura.  Como poseemos colecciones especiales tenemos recursos que datan de 1900 y por eso tenemos tantos visitantes investigadores que llegan de otras universidades”.

 

Nelson Rodríguez, profesor de filosofía de la PUCPR se adentró en la Colección de Puerto Rico para su investigación.  “He utilizado la Colección de Puerto Rico para mi investigación sobre la Iglesia y el Estado, particularmente, para estudiar el desarrollo de los partidos políticos.  Esta colección tiene documentos específicos y ha sido de gran ayuda para mi investigación”.

 

Por su parte, Aida Báez resaltó “La Colección Mons. Vicente Murga tiene importantes documentaciones que le han servido a investigadores.  Tiene una riqueza increíble, todos tienen que visitarla”.

 

 

 

Riqueza teológica resguardada en Arecibo

 

 

El recinto de Arecibo de la PUCPR también guarda celosamente un patrimonio histórico.  En la Biblioteca Mons. Iñaki Mallona, se esconde la Colección Padre Dimas Soveral, dirigida al tema de la teología.  “Padre Dimas nos donó esta importante Colección enfocada en teología.   Tiene ejemplares sobre la historia de Puerto Rico,  a él le gustaba mucho la historia”, según dijo Prof. Lucelida Rivera, directora de la Biblioteca Mons. Iñaki Mallona.

 

Esta documentación también es muy visitada por investigadores.   “Nuestra Colección es muy utilizada por estudiantes, pero también por investigadores, diáconos, seminaristas y por la comunidad, insistió Rivera.

La profesora Carola Narváez, profesora de Estudios Hispánicos descubrió esta riqueza.  Desde entonces, la ha aprovechado al máximo.

 

“La Colección Padre Dimes Soberal, se dice que es de teología, pero la realidad es que es mucho más que eso. Como investigadora he trabajado con esta Colección y ha sido muy útil para mis trabajos.  Esas fuentes secundarias en torno a la literatura me han ayudado mucho.  Hay diversos autores y eso nos permite ver la visión de diversos autores en la temática de la historia de la iglesia y ver las posturas de cada uno”, aseveró.

 

También, dijo “De igual manera, traigo a mis estudiantes aquí.  Ellos han encontrado mucho material de interés.   Nuestra gente debe saber sobre la existencia de este lugar. La Colección es una de las más importantes de Puerto Rico.  Su importancia radica que, además que en el área noroeste no tenemos una colección de teología como es esta, sus documentos son exquisitos.    Aquí en el recinto de Arecibo cuentan con esta riqueza”.

 

Print Friendly
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.