Jun 292016
 

Conoce el comportamiento del responsable de la transmisión del zika

Celimer M. Torres

Virus como el Dengue, el Chikungunya y recientemente el Zika han sido enfermedades  que han causado preocupación en la Isla y en diversos países del mundo.  Quienes han experimentado sus síntomas coinciden en que estas enfermedades son altamente dolorosas y sus consecuencias son duraderas.  Muchos apuntan como responsable de su transmisión  al mosquito Aedes aegypti y están en lo cierto pero ¿cuánto se conoce de este temido organismo?

Las profesoras Hesmy Sánchez y Carmen Reyes del Departamento de Biología de la PUCPR compartieron con Huellas del Futuro datos para conocer más sobre el mosquito Aedes aegypti, sus características y  su desarrollo. Lo primero que aclaró la Profa. Sánchez es que el mosquito no causa enfermedades como Dengue, Chikungunya y Zika. “El mosquito Aedes aegypti no causa ninguna de esas tres enfermedades. El mosquito es vector de los agentes infecciosos que causan estas tres enfermedades. Cada una de estas enfermedades es causada por un diferente agente infeccioso” manifestó Sánchez.

La profesora  explicó  que un vector es un mecanismo  que transmite un agente infeccioso desde los individuos infectados a otros individuos susceptibles. “Cuando un mosquito pica a una persona infectada, el mosquito es infectado y un mosquito infectado puede transmitir el virus a personas susceptibles por medio de la picadura. Luego de que un mosquito ingiere sangre de una persona infectada es considerado vector del virus” indicó Sánchez.

Ante este escenario, ¿cómo ocurre el proceso para que el humano se contagie?   “El mosquito debe ingerir sangre  cuando la persona infectada tiene altos niveles del virus en la sangre. Una vez que el virus entra en el sistema del mosquito, este se propaga por el cuerpo del mosquito en un período de ocho a doce días. Durante este periodo el virus infecta las células del mosquito incluyendo las glándulas salivares. La infección en el humano se presenta cuando este mosquito infectado pica liberando saliva y virus. El mosquito permanecerá infectado con el virus durante toda su vida. Los mosquitos infectados pueden seguir transmitiendo el virus a personas susceptibles para el resto de su vida, generalmente entre tres a cuatro semanas” explicó la profesora.

Es una realidad que en Puerto Rico la transmisión de estos virus, especialmente el Zika,  va en aumento.  Para prevenir o disminuir los riesgos de contagio es necesario conocer cómo se comporta el Aedes aegypti e incluso reconocer cómo luce.  “El mosquito Aedes aegypti realiza sus actividades durante el día pues el vuela y pica durante horas del día.   Ocupa espacios abiertos en casas, y patios pero también se observa en  lugares sombreados y frescos. Es pequeño y oscuro. Se  puede distinguir pues  el mosquito Aedes aegypti, tiene sus patas de dos colores: obscuro y con aros blancos y los mosquitos comunes y corrientes tienen las patas de un solo color: negras o grises” explicó la Profa. Carmen Reyes.

El proceso de reproducción del mosquito es rápido. “El mosquito pasa por varias etapas de desarrollo. Estas son huevo, larva, pupa y adulto.  La reproducción es rápida y estos organismos pueden poner docenas de huevos hasta 5 veces durante su vida.   Los huevos los colocan en las paredes de envases en donde pueden estar meses sin nacer y al estar sumergidos en agua nacen.  El proceso de pasar de huevo a adulto ocurre en unos ocho días” sostuvo Reyes.

Para evitar su reproducción, y con ello la de los virus que transmiten, es necesario mantener los entornos libres de agua.  “Es muy importante vaciar, limpiar o cubrir  contenedores que puedan acumular agua, como baldes, barriles, tiestos, neumáticos, botellas, etc. De manera que se tienen que eliminar recipientes en donde se pueda acumular agua. Los huevos pueden adaptarse a periodos de sequía extremos, sus huevos pueden sobrevivir condiciones secas durante varios meses. Si los huevos son puestos en un recipiente seco, nuevos mosquitos solo se desarrollan cuando el contenedor esté lleno de agua. Las comunidades deben apoyar los esfuerzos del gobierno y las agencias reguladoras para reducir la densidad de mosquitos en su área” explicó Reyes.

Igualmente importante es protegerse de las picadas ya sea con repelentes tradicionales o naturales y otros métodos.  “Existen recetas para poder utilizar aceites de las plantas de eucalipto, clavo, citronela, albahaca, y manzanilla. Aparte de los repelentes también es recomendado utilizar ropas claras, de mangas largas.  El Centro para el Control de Enfermedades recomienda que se use una malla o tela metálica en las puertas y ventanas y  si están rotas, repararlas” exhortó Reyes.

Nadie está exento de ser picado o contagiado con alguno de estos virus.  Ambas profesoras coincidieron en que “Todo individuo es susceptible. Lo importante es la prevención y el cuidado”.

De hecho, la Pontificia  Universidad Católica de Puerto Rico  ha respondido a esta alerta enfocando sus esfuerzos en tres frentes: eliminación de posible criaderos de mosquitos, fumigación  y  recogido de escombros.  ¨Reconocemos que los campus son espacios abiertos y que no es posible aislarlos de las comunidades aledañas. A pesar de este desafío, respondemos con medidas que apoyen las que se realizan en el país¨, confirmó el presidente de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho.  Ver comunicación completa aquí.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.