Aug 302017
 

Pura alegría en la bienvenida de los estudiantes del Colegio de Administración de Empresas.

Alondra Bermúdez

Los Pioneros recibieron un pin del Colegio.

Los Pioneros recibieron un pin del Colegio.

“La actividad fue todo un éxito. El propósito es motivar a los estudiantes de primer año.  A mí  me motiva a progresar en esta Universidad, a dar el todo para lograr todas mis metas en la Institución”.   Estas fueron las expresiones  del joven estudiante de primer año del Colegio de Administración de Empresas, Erick Vázquez.

Como una iniciativa de generar un sentido de pertenencía y unidad entre los estudiantes, el Colegio de Administración de Empresas del recinto de Ponce de la PUCPR organizó un encuentro que inyectó energía a los Pioneros.  Aíxa  Ramos Ortíz, senadora estudiantil del Colegio, apuntó “Es una actividad bonita que fomenta el sentido de pertenencia del Colegio”.

Los estudiantes recibieron un “pin” del Colegio.  Foto:  Luis Matos

Yanel Rosas, de otra parte afirmó “Estuvo super nice y espero que vengan muchos proyectos para que nos ayuden a crecer profesionalmente”.  Mientras, el estudiante de primer año, Carlos Colón,  aplaudió su bienvenida.  “Me encantó la actividad.  El vídeo  que presentaron sobre la Universidad me animó y guardo un buen recuerdo”.

Los chicos recibieron un “pin” del Colegio de Administración de Empresas de sus profesores y compartieron de un encuentro con música.  Se presentó la Tuna de la Escuela de Derecho y hablaron sobre las oportunidades y ofrecimientos del Colegio.

“El Colegio celebró su bienvenida.  El fin es compartir con los estudiantes y exhortarlos a que formen parte de la gran familia del Colegio de Administración de Empresas y que se comprometan con su Universidad”, explicó el decano del Colegio, David Zayas Montalvo.

Un “selfie” de los estudiantes durante la actividad.

De acuerdo con  Zayas Montalvo, el Colegio es altamente valorado en el mundo empresarial puertorriqueño, siendo un punto de referencia en la región sur de la Isla.   “Forjamos estudiantes íntegros  y de excelencia con los más altos valores éticos que harán  la diferencia en el ámbito laboral”, explicó el decano.

Se presentó la Tuna de la Escuela de Derecho.

 

 

 

 

Por su parte, la profesora Vivanne Asad, directora del programa subgraduado del Colegio de Administración de Empresas exhortó a los estudiantes a que “Vivan  su  universidad, disfruten cada momento, atesoren las amistades que han hecho y que habrán de hacer en estos salones y pasillos.   ¡Adelante Pioneros!”.

Este es el primer encuentro de bienvenida que organiza el Colegio.  Según el decano, este esfuerzo va dirigido a fortalecer la unidad y el orgullo de los Pioneros.

Share
Aug 292017
 

Director ejecutivo de la Compañía de Turismo dictará ponencia en la PUCPR.

El futuro del turismo en Puerto Rico: innovación y empresarismo, así se titula la conferencia que  presentará el Colegio de Administración de Empresas de la PUCPR.

El director ejecutivo de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, licenciado José Izquierdo II, será el ponente principal.  El evento se celebrará el jueves 7 de septiembre de 2017 a las 10: 30 a.m. en el estudio de televisión  Católica TV.

El Lic. Izquierdo II discutirá  detalles sobre los planes turísticos para el País y  propondrá ideas para desarrollar empresas creativas en el área.

La actividad la organiza la Asociación de Estudiantes de Turismo y la fraternidad Phi Eta Mu.

Para más información puede comunicarse con frances_santiago@pucpr.edu.

Share
Aug 292017
 

Inicia septiembre: mes de la seguridad alimentaria.

Tan solo un 16.3 % de los alimentos que consumen los puertorriqueños se produce aquí.  Esto, de acuerdo con la División de la Secretaría Auxiliar de Innovación y Comercialización Agrícola del Departamento de Agricultura.  Es decir, el 83.7% de los alimentos son importados. Este escenario no es nuevo.  Pero ahora,  retoma vigencia, pues septiembre es el mes de la seguridad alimentaria y el llamado de alerta resuena con más fuerza.

Según la Dra. Rosany Rodríguez Cintrón, profesora del Programa de Ciencias de la Familia y el Consumidor del recinto de Ponce de la PUCPR,  los datos plantean la necesidad de fomentar la producción local de alimentos, dado que eventos inesperados podrían interferir con la llegada de suministros y aumentar los costos. “Nos hemos planteado en algún momento cuán fresco es el marisco, la carne o alimento que estamos consumiendo. Algunos productos realizan una larga travesía antes de llegar a nuestra mesa. Por otro lado, las reglamentaciones respecto del manejo de los alimentos para distribución en algunos países son menos rigurosas que en los Estados Unidos, lo que implica que podríamos estar consumiendo productos de inferior calidad”, acentuó.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, 2017) señala que la seguridad alimentaria ocurre cuando todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias que les permita llevar una vida activa y saludable.  Rodríguez Cintrón explicó que,  usualmente,  realizan encuestas por hogares para obtener datos sobre el consumo de alimentos  en los diferentes países y evaluar la distribución de los mismos en diversas regiones del mundo.

“Algunas administraciones han realizado ciertos esfuerzos por aumentar la producción local, pero los resultados son limitados. No llena la necesidad de acuerdo con el consumo total”, acotó la académica.

Pero, ¿Y qué se puede hacer ante esta situación?  La profesora resalta la importancia de concienciar la población puertorriqueña para aprovechar cada espacio en el hogar o en la comunidad para desarrollar huertos caseros.  “Es importante cultivar en nuestros patios para nuestro consumo, aquellos productos para la cual nuestra tierra es fértil. Ej. De acuerdo con la zona, gandules, plátanos, guineos, variedad de frutas, viandas, etc. La iniciativa de los huertos caseros y comunitarios está tomando mucho auge”, señaló.

Para mayor información pueden orientarse con el Servicio de Extensión Agrícola, cuyos agrónomos y especialistas en el área de Ciencias de la Familia y el Consumidor proveen asesoría sobre estos temas.

Share
Aug 292017
 

Registra tu número y entérate pronto cuando sucedan.

La PUCPR no está exenta de  situaciones de emergencia relacionadas con fenómenos climatológicos, accidentes u  otras situaciones especiales.  Es necesario que estos eventos se comuniquen rápidamente y a la mayor cantidad posible de personas.  La Universidad cuenta con un sistema de comunicación masiva que  permite informar con rapidez sobre situaciones de emergencia a través de mensajes de texto, mensajes de voz y correos electrónicos.

Para lograr un alcance mayor en la comunicación con la comunidad universitaria es necesario que registres tu número de teléfono y sigas las instrucciones.

Entra aquí:  Valida tu teléfono celular en el Sistema de Mensajería de la PUCPR  

Únicamente, a través de este sistema, recibirás información relacionada con situaciones de emergencia. ¡No esperes, regístrate ahora!

Share
Aug 252017
 

Emilio Colón y Cara Elise comparten su talento en el Concierto de Inicio de Curso.


Hasta Lares, Quebradillas, Mayagüez  y Ponce llegaron dos virtuosos de la música para interpretar obras en el violonchelo.  Una mezcla entre el cautivador sonido del chelo y un viaje a las bellezas de Puerto Rico, entre vídeos, enamoró a todos durante la gira de Conciertos de Inicio de Curso 2017 de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.  Emilio Colón y su esposa Cara Elise Colón, dos maestros de la música reconocidos internacionalmente, demostraron pleno dominio en las cuerdas del chelo.

Como parte del programa, se presentaron vídeos de sus piezas.  Transportaron a los presentes con obras de Pablo Casals, Jean Baptiste Barriére, Pablo de Sarasate y Antonio Vivaldi.  Las danzas puertorriqueñas también sonaron en estos Conciertos.

La gira de conciertos inició en el recinto de Mayagüez de la PUCPR el martes 22 de agosto. Posteriormente se presentó en el Teatro Mons. Vicente Murga en Ponce y en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Quebradillas.  Culminó el sábado 26 de agosto en la Iglesia San José de Lares.

 

Share
Aug 242017
 

Se reúne en Colombia delegación pastoral para fortalecer el liderazgo en las familias latinoamericanas.

Por: Nilaixa S. Rodríguez

El obispo de Ponce y presidente del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM, padre obispo Rubén A. González Medina, cmf. encabezó el Encuentro.

El obispo de Ponce y presidente del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM, padre obispo Rubén A. González Medina, cmf. encabezó el Encuentro.

Más de 60 delegados de América Latina y el Caribe participaron del Encuentro Latinoamericano de Pastoral Familiar.   El evento, convocado por el Departamento de Familia, Vida y Juventud del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), se celebró en Bogotá, Colombia del 21 al 25 de agosto.

El obispo de Ponce, gran canciller de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico y presidente del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM, padre obispo Rubén A. González Medina, cmf. encabezó el Encuentro.

 

 

Más de 60 delegados de América Latina y el Caribe participaron del Encuentro Latinoamericano de Pastoral Familiar.

 

 

 

Asimismo participó el presidente de la PUCPR, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho y su esposa Digna “Angie” Hernández como parte del Equipo de Coordinadores del CELAM.  El Equipo incluye sacerdotes y seis matrimonios de México, República Dominicana, Colombia, Paraguay, Puerto Rico y Venezuela.

“Este Encuentro ha sido un espacio de formación, reflexión y diálogo sobre el liderazgo y participación de la familia en la misión de la Iglesia y la gestación de una sociedad más solidaria. El eje integrador de nuestros trabajos ha sido la invitación que nos hace el Papa Francisco en el capítulo octavo de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia: ACOMPAÑAR, DISCERNIR e INTEGRAR la fragilidad hoy en la vida las familias”, sostuvo en su mensaje Vélez Arocho.

 

 

El Dr. Jorge Iván Vélez Arocho con su esposa y con obispo Ives Pean, obispo de Haití.

Añadió “Nosotros, los Delegados, contando con la intercesión de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá al reconocer los grandes desafíos que hoy se presentan a la familia y a la Pastoral Familiar, nos comprometemos a seguir impulsando procesos de formación y pastoral de familia más creativos, innovadores,  incluyentes y en salida.  Apoyamos procesos a la luz del Evangelio,  del Magisterio de la Iglesia que nos ayuden a vivir con convicción y coherencia la alegría de su familia anclada en rutas de acompañamiento, discernimiento e integración”.

De acuerdo con una comunicación oficial del CELAM,  el propósito es “Reflexionar y dialogar sobre el liderazgo y participación  de la familia en la misión de la Iglesia y la formación de una sociedad más solidaria”.

El obispo Braulio Sáez García de Bolivia participa del Encuentro con el presidente de la PUCPR y su esposa.

 

 

También el Encuentro contó con las intervenciones del P. Daniel Bustamante, director del Departamento de Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal Colombiana; el Dr. Cristian Conen, docente del Instituto de la Familia de la Universidad de la Sabana (Colombia); Mons. Pedro Salamanca, obispo auxiliar de Bogotá y  Mons. Juan Espinosa, secretario general del CELAM, entre otros.

Los participantes participaron de actividades como la: “Noche cultural latinoamericana”  donde prepararon una presentación de cada país.   Exhibieron  trajes típicos y  compartieron comidas, dulces y bebidas típicas.

Share
Aug 232017
 

Escucha las ponencias del Dr. Carlos Valiente y el Dr. Martín Carbajo.

La Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico reunió a la facultad de los tres recintos para analizar diversos enfoques basados en las ciencias y la religión.  Durante tres días, la jornada de formación académica contó con prestigiosos conferenciantes.

Uno de los ponentes fue el profesor agregado del Centro Universitario Villanueva-Universidad Complutense de Madrid, Dr. Carlos Valiente Barroso quien presentó su ponencia Singularidad humana y fronteras para el siglo XXI.

Mientras,  la conferencia Fe y ciencia económica: El aporte franciscano frente a la tesis de Max Weber estuvo a cargo del Dr. Martín Carbajo Núñez, OFM, profesor extraordinario de la Pontificia Universidad Antonianum en Roma.

Escucha ambas conferencias completas en Huellas del Futuro.  Producción de Católica Televisión.

Share
Aug 222017
 

Jailene Irizarry Palm participó del internado “Financial Management Scholars Program”.

 “Me trataban como una empleada más, como si fuera una experta haciendo este trabajo”.  Con 21 años, la estudiante Jailene Irizarry Palm ya tuvo la experiencia de estudiar, revisar, auditar y evaluar el estado financiero de prestigiosos bancos de Estados Unidos.  Así es.  La  joven Pionera se sumergió en el mundo bancario y trabajó en el puesto de un regulador del Federal Deposit Insurance Corporation, mejor conocido por sus siglas FDIC, agente regulador de todos los bancos del sistema bancario de los Estados Unidos.  Es que Jailene fue la única puertorriqueña en participar este verano del internado “Financial Management Scholars Program”.

“Trabajé en la oficina de Columbia, South Carolina, que pertenece a la región de Atlanta. En la división que estuve asignada fue “Division of Risk Management Supervision”.  Constantemente trabajé con bancos del área de Carolina del Sur y realmente estar con el FDIC es un trabajo de equipo, por eso en esta agencia no se utiliza la palabra “I” si no se utiliza “We“. Yo era una Financial Management Scholar, pero hacía las tareas de un “Financial Institution Specialist” (FIS por sus siglas en inglés)”, recalcó la ponceña.

Del 15 de mayo al 4 de agosto de 2017 la estudiante de Contabilidad Pública del Colegio de Administración de Empresas de la PUCPR visitó bancos y levantó data de los libros financieros.

La estudiante de Contabilidad Pública del Colegio de Administración de Empresas de la PUCPR visitó bancos y levantó data de los libros financieros.

“Por ser la División de Riesgo solo se trabajó con los componentes principales que son necesarios para el funcionamiento adecuado de estas instituciones.  Entre ellos se encuentran: Capital, Assets, Management, Earnings, Liquidity, y Sensitivity to Market Risk. Estos componentes forman los CAMELS. Mi trabajo se basada en estudiar, auditar y evaluar el componente que se me asignara y llegar a la conclusión de cómo evaluar ese componente. En un banco tuve la oportunidad de trabajar con “Securities” que, aunque no son parte de los “CAMELS”, es un factor necesario para poder evaluar uno de esos componentes”, explicó.

Jailene, quien ahora cursa su cuarto año en el recinto de Ponce, dijo que trabajó con grandes empresas y tenía responsabilidades de alto nivel.  “Trabajar en los bancos fue una experiencia increíble. No importaba que fuera solo una interna, el EIC (Examiner in Charge, el cual es  responsable de todo ese examen) me daba la responsabilidad de yo otorgarle la evaluación al componente que me asignaran. Estar en los bancos me encantaba porque los “bankers” estaban allí y nos podían brindar toda la información necesaria al momento, y aclararnos las dudas rápido. Mis tres bancos fueron bancos “mid-size” nada comparado con los grandes bancos puertorriqueños”.

La Pionera enfatizó a Huellas del Futuro Informa que el convertirse en una empleada federal, y trabajar con el FDIC que lleva alrededor de 5 años recibiendo el reconocimiento de “Best Place to Work”, puso en práctica lo aprendido en la Universidad.  “Darte cuenta que ahora sabes mucho más de lo aprendido en las clases y saber que lo bien aprendido nunca se olvida, fue de las cosas que más me gustó. Llegué a la semana de orientación en Virginia, en las oficinas principales del FDIC, asustada pensando que todo se me iba a resultar súper difícil y que quizás yo no estaba preparada para esta clase de internado y realmente fue todo lo contrario. Ellos me hicieron  sentir segura de que lo que conocía era más que suficiente para estar con ellos y que iba a aprender mucho y así fue”.

Jailene fue la única puertorriqueña en ser seleccionada para esta experiencia de cerca de 55 estudiantes de todos los Estados Unidos.  “Ellos reciben alrededor de 1,000 solicitudes y el hecho de que me hayan elegido y ser la única estudiante de Puerto Rico es más que un orgullo. Este internado me abrirá muchas puertas, ya que es una agencia bien reconocida y la experiencia que adquirí fue increíble”, puntualizó.

 

Share
Aug 172017
 

La Santa Misa fue presidida por padre obispo Rubén González

 

Como ya es tradición en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, el inicio del semestre se dio enmarcado en la celebración de la Santa Misa.  Este año fue presidida por padre Rubén González Medina, obispo de Ponce y gran canciller de la PUCPR.

En su homilía, el obispo hizo referencia a la importancia del llamado del Santo Padre para formar parte de la “cultura del encuentro”. “Iluminados por nuestra fe sabemos que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios para participar del amor con el prójimo y con Él. Llevamos en lo más profundo un anhelo intenso de comunión, sin embargo, por nuestra propia debilidad muchas veces no alcanzamos a realizar ese deseo. Nuestro egoísmo y otros errores tienden a aislarnos y distanciarnos en lugar de acercarnos. Eso pasa muchas veces cuando nos encontramos con personas que piensan diferente sobre un determinado punto o tienen una cosmovisión distinta. Más que dialogar, podemos caer en el error de encerrarnos y volvernos ciegos. El papa Francisco viene impulsando hace mucho tiempo la creación de una cultura del encuentro. Nos alienta a construir una sociedad donde pueda haber complementación entre las diferencias, enriqueciéndonos e iluminándonos mutuamente. Esto, parte de la certeza de que la verdad es objetiva y, aunque podamos acercarnos a ella, siempre nos trasciende. Es un don que nosotros recibimos de Dios. En ese sentido, siempre debemos tener la mente abierta para ampliar nuestro mundo, es decir, adentrarnos cada vez más en el mar de la verdad” exhortó el obispo.

 

Por su parte, el Dr. Jorge Iván Vélez Arocho, presidente de la PUCPR durante su mensaje enfatizó en la celebración de los 70 años de fundación de la Universidad y su historia. “El año próximo nuestra Universidad celebrará setenta años desde su fundación el 12 de octubre de 1948 con el nombre ‘Instituto de Cultura Superior Santa María’ (mejor conocida como Universidad Católica de Santa María), aunque debo recordar que las clases empezaron en el Colegio San Conrado el 7 de septiembre de 1948.  Al iniciar este año académico es preciso, en preparación a esta gran efeméride institucional, recordar cuatro elementos importantes sobre nuestro perfil que P. Álvaro Huerga recoge en  la Historia de la Pontificia Universidad Católica: la catolicidad de la institución desde sus orígenes.  Estos fueron: el cambio de nombre a Universidad Católica en reconocimiento de la Universidad como Católica en 1972, ‘reconocimiento de jure que ya había ostentado de facto desde sus orígenes’; los Estatutos para la Universidad Católica de Puerto Rico en el 1977 y el título de Pontificia que la Santa Sede otorgó en 1991 ‘por la trayectoria de fidelidad que la Universidad Católica se había esforzado en mantener’ como señal de identidad.  1948, 1972, 1977 y 1991… cuatro hitos en la historia que pronto vamos a celebrar y nos estamos preparando para ello” indicó el presidente.

 

La celebración de la Santa Misa se realizó el miércoles 16 de agosto justo el día de comienzo de las clases para el semestre de agosto 2017.

Share
Aug 172017
 

PUCPR firma acuerdo con cinco nuevas instituciones académicas del país.


El período de transición de la escuela superior a la universidad suele ser uno de grandes choques. Pero para un nutrido grupo de jóvenes de varias instituciones educativas del País, no será cuesta arriba, pues se iniciarán en  la aventura universitaria antes de terminar sus estudios.

Esto ya es una realidad para los estudiante del Centro Residencial de Oportunidades Educativas (CROEV) de Villalba, Caribbean School de Ponce, el Colegio Notre Dame de Caguas, la Academia Inmaculada Concepción de Mayagüez y la Academia San José de Caparra en Guaynabo. Esto,  luego de que el presidente de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho sellara una alianza con estas instituciones académicas.

“Este acuerdo permitirá que el estudiante, antes que llegue a la universidad, pueda terminar con hasta 24 créditos de alto nivel y completamente reconocidos como parte de su formación. Así adelanta sus estudios subgraduados lo que le permitará rápidamente continuar con su formación universitaria”, explicó el presidente de la PUCPR, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho.

Adriana Hernández Rivera, estudiante de la Academia San José de Guaynabo, ya está decidida a  estudiar en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico. “Voy a estudiar en la PUCPR psicología y sociología. Esta oportunidad me abre muchas puertas. Ahora que estoy en el programa estoy emocionada por comenzar. Al yo adelantar las clases me siento más segura y ya sé a qué me enfrentaré en la vida universitaria”, afirmó la joven.

Igual que Adriana, Mariana Rodriguez León cursa el grado 12 de la misma academia. Para ella son las ciencias farmacéuticas lo que le interesa. “Quiero estudiar famacia en la PUCPR. Me llamó mucho la atención que podemos adelantar cursos. El programa binario es interesante y también me encantó el campus de Ponce”.

El presidente estampó su firma en el acuerdo con directivos de cinco instituciones académicas el 16 de agosto de 2017 en la Junta de Síndicos. De acuerdo con Vélez Arocho, son colegios y academias de distintas partes de la Isla que tienen un fuerte componente de estudiantes de honor.
“Es una oportunidad para unir fuerzas que adelanten la agenda de la formacion científica y tecnológica de estos estudiantes. Les da la oportunidad de desarrollar programas de educación integral. Un cientificio especializado necesita el conocimiento de la filosofía, de la cultura, de la música y del arte y eso le da un gran valor”, resaltó.

De hecho, Juan Manuel Díaz Díaz tiene 14 años y ya cursa el décimo grado de CROEV en Villalba. “Este acuerdo brinda recursos adicionales para que podamos tener más oportundiades en cuanto al aprovechamiento académico y fortalecer nuestros valores”.
Del mismo modo, con trece años, Fabian Javier Pérez Álvarez estudia en CROEV. A su edad ya comenzará a ser parte de La Católica. “Esto representa una oportunidad para desarrollar proyectos de investigación en las ciencias que es una de las espcailidades de nuestra escuela”.

El pasado año se firmaron otros cinco acuerdos colaborativos con colegios católicos de la superintendencia de la Diósesis de Ponce. También, en 2014 se concretó una alianza de este tipo con la Diócesis del Yunke-Humacao-Fajardo. Este último ha impactado colegios en la comunidad de esa área, particularmente en las islas de Vieques y Culebra.

“Es una gran iniciativa de nuestro presidente proveer una nueva experiencia a los estudiantes de nivel superior a través del Programa de Articulación Universitaria. Nos sentimos honrados y agradecidos de Dios por los logros obtenidos hasta este momento”, dijo René Marrero, gerente de Servicios Preuniversitarios.

Share
Aug 162017
 

Identidad y misión:  dos pilares de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico

Dr. Jorge Iván Vélez Arocho, presidente

 


El año próximo nuestra Universidad celebrará setenta años desde su fundación el 12 de octubre de 1948 con el nombre “Instituto de Cultura Superior Santa María” (mejor conocida como Universidad Católica de Santa María), aunque debo recordar que las clases empezaron en el Colegio San Conrado el 7 de septiembre de 1948.  Al iniciar este año académico es preciso, en preparación a esta gran efeméride institucional, recordar cuatro elementos importantes sobre nuestro perfil que P. Álvaro Huerga recoge en  la Historia de la Pontificia Universidad Católica: la catolicidad de la Institución desde sus orígenes, el cambio de nombre a Universidad Católica en reconocimiento de la Universidad como Católica en 1972, “reconocimiento de jure que ya había ostentado de facto desde sus orígenes”, los Estatutos para la Universidad Católica de Puerto Rico en el 1977,  y el título de Pontificia que la Santa Sede otorgó en 1991“por la trayectoria de fidelidad que la Universidad Católica se había esforzado en mantener”.  1948, 1972, 1977 y 1991… cuatro hitos en la historia que pronto vamos a celebrar y nos estamos preparando para ello. De hecho, nuestro pintor residente está terminando las pinturas de los dos obispos de la diócesis de Ponce que concibieron esta Universidad y de los primeros cinco rectores; por otro lado  ya hemos comisionado la preparación de un libro sobre estos cinco sacerdotes que dirigieron nuestra Universidad: tres marianistas y dos diocesanos.

Es justo mencionar que del 1929 al 1946 estuvo como obispo de Ponce, Luis Willinger, sacerdote redentorista. Nos dice Huerga que “En cierto sentido, el crédito por el comienzo de la Universidad le corresponde a él,  pues “Tenía como próximo proyecto la organización de una Universidad Católica en PR”. Pero, al ser enviado a California, les correspondió al nuevo obispo de Ponce y al obispo de San Juan “marcar el rumbo deseado”: uno, como presidente de la Junta de Síndicos, el de San Juan, Mons. Jaime Pedro Davis; y el otro, como gran canciller, el de Ponce, Mons. Jaime Mac Manus.

Sobre la catolicidad de nuestra Universidad recordemos las palabras de Juan Pablo II en una conferencia en la Universidad Católica de Washington en 1979 “En una universidad católica, la constante dedicación a la honradez intelectual y a la excelencia académica se sitúan en la perspectiva de la misión evangelizadora y de servicio, propia de la Iglesia. Por eso, la Iglesia pide a estas instituciones, a vuestras instituciones, que presenten, sin equívocos, su naturaleza católica”. Huerga nos indica que “La catolicidad de la Institución quedó inequívocamente ratificada al incorporar a la vida original de la Universidad las cuatro notas típicas de toda universidad católica. Estas notas, nos dice Huerga,  fueron aprobadas inicialmente por el papa Pablo VI y renovadas por el papa Juan Pablo II en la Constitución sobre las Universidades Católicas:  1. “Una inspiración cristiana por parte, no solo de cada miembro, sino también de la comunidad universitaria como tal”; 2. “Una reflexión continuada a la luz de la fe católica sobre el creciente tesoro del saber humano, al que trata de ofrecer una contribución con las propias contribuciones”. 3. “La fidelidad al mensaje cristiano, tal como es presentado por la Iglesia”. 4. “El esfuerzo institucional al servicio del pueblo de Dios y de la familia humana en su itinerario hacia aquel objetivo trascendente que da sentido a la vida”. En clave de Aparecida diríamos una universidad discípula y misionera.

Una nota final sobre la concesión del título de Pontificia en 1991. Nos dice Huerga  “La concesión del honroso título de Pontificia a nuestra Universidad entraña: 1. Premiar un currículo histórico de excelencia y servicio específico en el campo de la educación, 2. Reconocer una trayectoria de amor a la Iglesia y de fidelidad a su doctrina, 3. Un título vinculante, jurídicamente, al dicasterio de la Santa Sede que se ocupa de la educación; la Sagrada Congregación para la Educación Católica y 4. Señal de confianza en que la PUCPR va a proseguir un renovado afán en su fin académico”.

Hoy, al comenzar este año académico, nos comprometemos, de nuevo, con este esfuerzo de vivir los postulados que dieron origen a nuestra Universidad bajo el amparo de Santa María Madre de Dios, como reza nuestro escudo… Santa María Trono de la Sabiduría. A ella le pedimos que nos guie en este nuevo año académico que iniciamos.

 

 

Share
Aug 162017
 

Cargan la responsabilidad de ser la generación que levantará al País

Redacción
Fotos:  Luis Matos Martínez

Los jóvenes que se inician en la universidad este semestre no solo tienen el reto de una adaptación a nuevas responsabilidades académicas y emocionales, sino que cargan el peso de ser la generación que se prepara para levantar un país en crisis.  Ante tal escenario es vital el apoyo de los adultos para mantener el optimismo y asegurarles su éxito. Así lo explica el director del Centro de Consejería Profesional y Orientación de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), Dr. Arvin Báez Rivera.

De acuerdo con el análisis del también director del Programa de Honor Institucional de la PUCPR, “Especialmente en los tiempos que vive Puerto Rico, es vital el apoyo de los adultos que rodean la vida de estos jóvenes, así como de los integrantes de la comunidad universitaria, ambos componentes son indispensables para asegurar el  éxito profesional de ellos”.   Según el experto, aunque la gran mayoría de los jóvenes aprueba su primer año de estudios universitarios, hay un grupo significativo que no logra continuar al segundo año.  “Las razones principales son el impacto de una situación económica en crisis y la emigración familiar.  Sin embargo, no se puede ignorar que muchos abandonan sus estudios por la carencia de unas destrezas  que les permitan manejar con efectividad su vida personal y académica”, aclaró.

 

 

 

 

 

 

 

El profesional explicó “Los cambios de hoy son vertiginosos, y la tecnología es una buena muestra de ello, pero más allá, el País está enfrentando enormes retos en todos los renglones.  La ola de emigración, consecuencia de la situación económica que impacta a las familias puertorriqueñas, desgasta en los planos económicos, sociales y afectivos, tanto a los que se van como a los que se quedan, y por supuesto esto incluye a los jóvenes puertorriqueños.  Estos jóvenes que se inician en la vida universitaria lo hacen cargando la enorme responsabilidad de ser la generación que levante a Puerto Rico.  Hay grandes expectativas con ellos.  Se espera que traigan  una nueva visión emprendedora y que llenen al País de optimismo.  Hoy, más que nunca, los jóvenes necesitan prepararse bien para enfrentar retos gigantescos.  Precisamente por eso, hay que apoyarlos en el proceso de alcanzar sus metas y lograr su  madurez emocional ”.

“Estos jóvenes que se inician en la vida universitaria lo hacen cargando la enorme responsabilidad de ser la generación que levante a Puerto Rico”, dijo el experto de la PUCPR.

 

 

 

 

 

 

 

 

El psicólogo industrial organizacional y consejero profesional recordó también que a los 18 años el lóbulo prefrontal del cerebro de un joven está en proceso de desarrollo.  Según explicó “El lóbulo frontal y prefrontal se relaciona con el control de los procesos cognitivos complejos, posibilitan el poder planificar, establecer propósitos y tomar  decisiones con plena conciencia. Además facilita la integración de la información y se relaciona, no solo con el juicio, sino también con la memoria y la ejecución.  Esto, es lo que facilita la socialización de un individuo”.   Él afirma que a este desarrollo se suman  los factores sociales y económicos que vive un joven.  Otro aspecto relevante que enfrentan los estudiantes de nuevo ingreso es que han crecido en un mundo altamente tecnológico.  Esa tecnología a veces tiende a aislarlos y no les permite desarrollar las herramientas sociales adecuadas que demanda la vida universitaria.  Ante estos retos, según Báez, “Es fundamental que el joven tenga una buena integración universitaria y, a su vez,  sienta el apoyo de los adultos a su alrededor. Debemos mantenernos cerca de ellos para responder a sus necesidades y acompañarlos en su proceso de maduración, que eventualmente los llevará al mundo profesional”, destacó.

Según el experto consejero, el estudiante de nuevo ingreso comienza una nueva etapa en su vida. Está cerrando un ciclo de 12 o 13 años de una vida escolar, en cierta medida, más protegida y con supervisión más directa. “Esta nueva etapa universitaria implica que serán tratados, no como niños, sino como jóvenes adultos que tendrán que  tomar control de sus decisiones y de su futuro.  Dentro de los retos, deberán afinar sus destrezas de estudio si quieren alcanzar sus metas académicas y para eso tendrán que  aprender a manejar su tiempo y sus emociones adecuadamente. Aunque el estudiante continúe viviendo en su casa, que es parte de la tendencia dentro de esta situación de crisis, ya no tendrá a mamá o a papá a cargo de todo.  Es una transición a la independencia física y emocional, con el agravante de que ahora ocurre en tiempos de enormes retos económicos para todos”.

No obstante,  Báez Rivera destacó que, “Históricamente las crisis no son el problema, porque siempre ha habido situaciones de crisis.  Lo que afecta es la inactividad o el mal manejo de la crisis. Podemos convertir estas situaciones difíciles en oportunidades.  Es nuestra responsabilidad unirnos a los jóvenes universitarios para analizar sus problemas, estudiar las alternativas y buscar posibles soluciones. No podemos dejarlos solos porque ellos tienen muchos deseos de concretar sus metas, pero carecen de las experiencias y vivencias con que cuenta el adulto maduro.  Tenemos la responsabilidad de  ayudarlos a poner en acción sus ideas y apoyarlos en la búsqueda de soluciones”.

Los universitarios que se estrenan este semestre enfrentan una sociedad en donde se resaltan más los aspectos negativos y esto puede tener  el efecto de que “el joven pueda perder la perspectiva de ver la educación universitaria como una llave que abra la puerta a las oportunidades”. Según el académico, es importante que los medios de comunicación, la academia, el gobierno y la sociedad, “logren un balance que contrarrestre este  aspecto negativo.  No podemos llevarles el mensaje de que la  solución es prepararse para irse del País.   La preparación es tan relevante como el aunar esfuerzos y talentos de personas capacitadas y competentes para continuar trabajando juntos por Puerto Rico”, afirmó.

Según el académico, es importante que los medios de comunicación, la academia, el gobierno y la sociedad, “logren un balance que contrarrestre este  aspecto negativo.

El rol de la universidad es llevar al joven a ver también los logros de la sociedad y del mundo actual. Destacó que “Es abrir su mirada a otros aspectos que, sin darnos cuenta, hemos perdido.  Debemos transmitir a nuestros jóvenes que cuando uno está bien preparado puede pensar, crear, innovar, y sembrar las semillas recogidas para luego lograr cosechar. No puede haber cosecha, si no has sembrado nada”, acentuó el experto de la PUCPR.

“Los servicios de consejería profesional y orientación de la universidad son una gran herramienta para guiar a estos estudiantes de nuevo ingreso por este camino, junto a la mentoría de la facultad y el apoyo de todo el personal.  Las universidades ofrecen cursos de integración, que son muy útiles para la adaptación y desarrollo de ese estudiante nuevo”, destacó el psicólogo que dirige el Centro de Consejería Profesional y Orientación de la Pontificia Universidad Católica en Ponce.

En el caso de La Católica, se ofrece un curso de ajuste a la vida universitaria que pretende encaminarlos a trabajar con los procesos de la universidad, aspectos relacionados con sus destrezas de estudio, autoestima, autoconcepto, manejo de estrés, relaciones familiares y sociales, entre otros.  “No solo abordamos al estudiante de nuevo ingreso en este curso, sino que se cita a cada estudiante para conocerlo personalmente y  hablar, en un ambiente privado, de las necesidades que pueda tener. Especialmente identificamos a aquellos estudiantes que  podrían tener alguna situación difícil que afecte su vida universitaria y su bienestar”, destacó.

Además del Centro de Consejería Profesional existe la Clínica Interdisciplinaria, Capellanía, Centro de Tutorías, Clínica de Asistencia Legal, Programa de Bienestar y Salud Física, y una amplia agenda cultural y deportiva así como viajes educativos o internados, entre otros servicios de apoyo.  El éxito del nuevo universitario depende de un esfuerzo tanto individual como colectivo, puntualizó Báez. “Es responsabilidad de todos ayudar a los jóvenes a obtener una formación integral que los capacite con herramientas para levantar al País”, dijo el experto.

De paso, agregó que las tendencias actuales de los estudiantes van enfocadas a carreras en Biotecnología, Genética, Tecnología, diversos campos de la salud física y mental, negocios, educación e investigación. Todas ellas con una visión de empresarismo. Los jóvenes se han dado cuenta, según Báez, que estamos en un país distinto, en donde ya el Gobierno no es el principal patrono, por eso está emergiendo el interés por formarse en profesiones enmarcadas en la autogestión y el autoempleo. “Debemos tener fe en esta generación y brindarle el apoyo y las herramientas para que logren sus metas”, puntualizó.

Share