Jun 192018
 

Vivo el legado educativo y de fe que dejó Misis Piris en su Alma Mater.


“He dejado huellas gracias a la educación que me dió La Católica”, así dijo  la profesora Haydeé Piris viuda de Maldonado, pero todos, Mrs. Piris durante una entrevista con Huellas del Futuro Informa en 2013.  Se trató de una mujer de andar ligero cuyos pasos siempre parecían  guiados por un propósito:  la educación enfocada en valores.Para quienes la conocían coinciden en que era una mujer enorme, con una capacidad inagotable para el trabajo, un entusiasmo contagioso para lanzarse a los proyectos  que tocaban su corazón, una fe inquebrantable que le permitió enfrentar con entereza las duras pruebas que vivió.

“Era una mujer extraordinaria, activa, de mucha creatividad, culta, y de iniciativas.  Desarrollamos una relación tan cercana que éramos como hermanas.  Fueron tantas vivencias que disfrutamos juntas.  Cuando salíamos de la escuela nos reuníamos y hablábamos de nuestros logros.  Era un intercambio exquisito”, recordó su colega y amiga, Etheldreda Viera.

La educadora y la PUCPR crecieron juntas.  En 1948 formó parte de la primera clase de mujeres normativas en el Colegio San Conrado, antigua sede de la PUCPR,  para atender la necesidad educativa de la época.  Luego de su retiro en el entonces Departamento de Instrucción Pública, tras destacarse por varias décadas, regresa a su Alma Mater.  Formó parte del Colegio de Educación.

“Misis Piris ha quedado en nuestro Colegio como una figura de autoridad, de madre y de maestra.  Ella recorrió diferentes puestos en el sistema de enseñanza público y esa gama amplia de experiencias la trajo a la PUCPR”, señaló la decana del Colegio de Educación de la PUCPR, Dra. Myriam Zayas.

 

Piris también fue directora del Centro de Desarrollo de la Facultad de la Institución.  Allí, contribuyó a formar maestros con la cátedra y con el ejemplo.

“Ella nos ayudaba a crecer, concienciarnos de la gran misión que teníamos en la formación de futuros maestros, que más que académica era modelaje, de  que la metodología se aprende con el quehacer del maestro, que fuéramos fuente de inspiración”, puntualizó Zayas.

Para el presidente de la PUCPR, Dr. Leandro Colón Alicea, la PUCPR ha perdido una gran figura Pionera.  “No tuve la dicha de conocerla por mucho tiempo pero siempre me sorprendió su agilidad mental y la entrega y el compromiso que siempre tuvo en la Universidad.  Unas contribuciones tremendas, legados que permanecerán a través del tiempo”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.