Feb 262018
 

La Escuela  retoma los cursos sabatinos sin costo para la comunidad

Enfocan los talleres hacia las necesidades y retos tras el huracán María

Los retos para las personas que se dedican a cuidar adultos mayores han aumentado en número y complejidad  tras el huracán María.   Ante la necesidad de apoyo para los cuidadores, la Escuela para Cuidadores de Adultos Mayores de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico reinició su serie de talleres gratuitos enfocados en los desafíos que enfrentan tras la catástrofe.  El proyecto comenzó el sábado 24 de febrero con la asistencia de 50 cuidadores.

Durante ocho semanas, especialistas en geriatría, médicos, abogados, psicólogos y expertos en finanzas  ofrecerán sus conocimientos en los talleres de la Escuela de Adultos Mayores, en horario de 10:00 a.m. hasta el mediodía.

La Escuela para Cuidadores de Adultos Mayores está adscrita al Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad de la PUCPR explicó el coordinador de la iniciativa, el Dr. Ángel M. Muñoz Alicea.

“Muchas veces no tienen con quién desahogarse u orientarse en temas delicados que se han amplificado después del huracán María” afirmó el Dr. Muñoz Alicea.

“Los retos de la falta de servicios esenciales, daños al hogar, el disloque de las familias ante la migración y la tensión creada por la crisis de María que afectan la salud de los ancianos, crean unas necesidades diferentes en torno del cuidado de nuestros ancianos.  Ante esos nuevos retos hemos reenfocado los talleres de la Escuela de Cuidadores de Adultos Mayores porque vemos la necesidad que existe en la comunidad.  Las personas que participan de estos talleres son encargados del cuidado del adulto mayor, un trabajo arduo y de gran responsabilidad.  Muchas veces no tienen con quién desahogarse u orientarse en temas delicados que se han amplificado después del huracán María” explicó el Dr. Muñoz Alicea.

Una de las herramientas que se les provee a los cuidadores durante estos talleres son las técnicas de autocuidado.  “Las personas que cuidan a un adulto mayor muchas veces se queman porque no tienen herramientas de autoayuda.  En tiempos post María, donde el país quedó a oscuras y se destaparon la inequidad y la pobreza, especialmente de los ancianos, se ha complicado aún más la situación” afirmó el Dr. Muñoz Alicea.

Una de las herramientas que se les provee a los cuidadores durante estos talleres son las técnicas de autocuidado.

Una de las herramientas que se les provee a los cuidadores durante estos talleres son las técnicas de autocuidado.

Uno de los propósitos que retoman los talleres es orientar a los cuidadores en torno de las ayudas que hay disponibles, tanto de parte del Estado como de la comunidad.  La Escuela trae recursos del Departamento de la Familia, de los municipios y de varias organizaciones sin fines de lucro, para dar referencias de las diferentes ayudas que existen para asistir en el cuidado de los adultos mayores.

También participan asesores legales para orientarlos en torno de las leyes que cobijan a las personas cuidadas, desde la explotación financiera, hasta los testamentos y los prearreglos funerales.

La Escuela para Cuidadores de Adultos Mayores, una iniciativa presidencial, cuenta con el apoyo de múltiples recursos, en su mayoría voluntarios.  El Dr. Muñoz Alicea destacó que el cuidado de los adultos mayores se torna cada día más pertinente.  Explicó que, según las proyecciones del Buró del Censo de Estados Unidos, para el 2025, la población se reducirá a menos de  tres millones de habitantes, siendo un tercio de esta  la población de adultos mayores.   En Puerto Rico, los adultos mayores son actualmente más numerosos que los menores de 20  años.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.