Jan 292018
 

Estudiante italiano regresa a su país tras participar de un inolvidable intercambio estudiantil en la PUCPR.


Tras un largo viaje, al fin llegó a Ponce, Puerto Rico.  En ese momento se topó con una isla hermosa, con atenciones, con un lenguaje distinto y con una modalidad académica diferente en los salones de clases.  Pero, rápidamente se adaptó.  Tanto así que le costó desatar sus lazos con Puerto Rico y volver a Italia.

Gabriele Perotto  decidió  conocer el mundo y logró un intercambio estudiantil en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en agosto de 2017.  Llegó de la Universitá Cattolica del Sacro Cuore en Milán, Italia y admite que el proceso de adaptación fue uno más llevadero debido al apoyo que recibió en la PUCPR.

Gabriele Perotto  decidió  conocer el mundo y logró un intercambio estudiantil en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en agosto de 2017.

Gabriele Perotto  decidió  conocer el mundo y logró un intercambio estudiantil en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en agosto de 2017.

“Al principio no sabía hablar español. Tenía miedo porque iba a estar 6 meses en un mundo que no conocía, pero desde el principio se acercaron personas dispuestas a apoyarme y a ayudarme en la solución de mis problemas.   Primero fue difícil, ya que no conocía a nadie y me costaba acostumbrarme a la ciudad al no moverme con transporte público. Después, mis amigos me llevaron a la playa,  a lugares turísticos y comencé a descubrir a Puerto Rico.  Ahora no quiero irme” dijo Gabriele, quien ya se expresa en español sin mayores contratiempos.

El joven italiano estudia economía y legislación de empresas.  En la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico recibió el apoyo de los profesores quienes, según enfatizó, estuvieron muy atentos a su desarrollo académico.  “El primer día de clases fue dramático.  No entendía casi nada de lo que decían los profesores. Pero estuvieron súper disponibles, me prestaron libros, y al final de la clase  me preguntaban si entendía el material.  Eso vale mucho”.

 

Según Gabriele, en su país, las clases universitarias tienen una operación muy distinta.  Aquí resaltó la atención académica personalizada.

Explicó “En Italia las clases son diferentes. Allá son 200 personas en un salón y los profesores no conocen al estudiante. Enfrentarme con esta realidad de hablar diariamente con los profesores y recibir apoyo  fue algo que me gustó mucho y me permitió vivir una experiencia de estudio mejor”.

La vivencia de intercambio estudiantil para Gabriele fue única.  Incluso, asegura que protagonizó un momento histórico en la Isla que lo ayudó a crecer como persona:  el paso del huracán María .  “El huracán María fue una experiencia de crecimiento y eso era lo que buscaba en este intercambio. Hice voluntariado en el Comité de Solidaridad de la PUCPR, llevé comida a refugios y conocí gente que perdió todo.  Estoy feliz de haberme quedado en la Isla y haber vivido esos momentos porque es algo que voy a guardar para toda la vida” sostuvo el joven de 23 años.

Gabriele conoció Puerto Rico, su cultura, su  música y disfrutó de las bellezas de San Juan, Culebra, Vieques, Cabo Rojo y hasta gozó de las Fiestas de la calle San Sebastián.  Aprovechó, incluso, su intercambio para visitar Colombia y las islas del caribe en un crucero.  Ya dice extrañar la comida boricua, en especial el mofongo.  Asimismo adelantó que tan pronto finalice sus estudios volverá a Puerto Rico.  El 26 de enero regresó a su país natal llevando con él los deseos de volver, pues dice que vivió “la mejor experiencia de su vida”.

Mira el vídeo para que disfrutes de la entrevista completa.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.