Nov 022017
 

La PUCPR entrega comida caliente a la comunidad universitaria


Consciente de la situación que enfrenta Puerto Rico, la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico ha organizado almuerzos para los estudiantes y el personal de la Universidad.  En el recinto de Ponce, el Centro de Acopio ha servido de espacio de encuentro para apoyar a la comunidad.

Durante los pasados viernes se han  ofrecido almuerzos completos para todos.  Además de proveer una comida caliente, el Centro  ha recolectado ropa, artículos de primera necesidad,  y comidas enlatadas.  Las donaciones han sido entregadas a refugios, centros religiosos y comunidades afectadas por el huracán María.

” La Universidad ha sido de gran ayuda para mí, ahora mismo yo me hospedo en la residencia de señoritas y las hermanas han sido muy solidarias conmigo. En cuanto a las clases, los profesores han sido muy flexibles con los estudiantes. Puedo decir que la Pontificia Universidad Católica ha sido de apoyo para mí y para los demás estudiantes que realmente necesitan la ayuda” afirmó Desireé Pagán Bonilla, estudiante del Colegio de Empresas

” La PUCPR ha mantenido su compromiso de solidaridad con los estudiantes. Realmente los servicios que se están ofreciendo han sido muy satisfactorios, ya que ayudan en diferentes áreas tanto emocional como espiritualmente y también en el area  de suministros. Esto alivia la situación de los estudiantes”  comentó Luis Marín, presidente del Consejo General de Estudiantes

El Centro de Acopio continúa solicitando agua, comida y productos de higiene para los más necesitados.  En Ponce, el Centro ubica en el edificio San Pablo (entrando por el Hospital de Damas).  También, en la entrada de cada recinto.

Extensivo el apoyo a la comunidad estudiantil

La solidaridad y el apoyo a la comunidad estudiantil se han hecho sentir.  La Vicepresidencia de Asuntos Estudiantiles y el Colegio de Administración de Empresas y sus asociaciones estudiantiles, en iniciativas diferentes, también proveyeron alimentos a los estudiantes.  La Vicepresidencia  ofreció hot dogs y refrescos a  400 estudiantes, quienes se mostraron agradecidos por el gesto y a su vez aprovecharon el momento para compartir sus experiencias con sus compañeros.  Por su parte, el Colegio de Administración de Empresas convirtió el vestíbulo de su edificio en un enorme comedor en el que alrededor de 200 estudiantes recibieron sus alimentos y tuvieron el espacio para despejar sus mentes y compartir con sus compañeros y con la facultad en un ambiente de pura alegría.

Esta gestión se realiza en solidaridad con los damnificados por el huracán María y como muestra de apoyo a todos los estudiantes.  Ambas iniciativas  continuarán durante el semestre.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.