Aug 292017
 

Inicia septiembre: mes de la seguridad alimentaria.

Tan solo un 16.3 % de los alimentos que consumen los puertorriqueños se produce aquí.  Esto, de acuerdo con la División de la Secretaría Auxiliar de Innovación y Comercialización Agrícola del Departamento de Agricultura.  Es decir, el 83.7% de los alimentos son importados. Este escenario no es nuevo.  Pero ahora,  retoma vigencia, pues septiembre es el mes de la seguridad alimentaria y el llamado de alerta resuena con más fuerza.

Según la Dra. Rosany Rodríguez Cintrón, profesora del Programa de Ciencias de la Familia y el Consumidor del recinto de Ponce de la PUCPR,  los datos plantean la necesidad de fomentar la producción local de alimentos, dado que eventos inesperados podrían interferir con la llegada de suministros y aumentar los costos. “Nos hemos planteado en algún momento cuán fresco es el marisco, la carne o alimento que estamos consumiendo. Algunos productos realizan una larga travesía antes de llegar a nuestra mesa. Por otro lado, las reglamentaciones respecto del manejo de los alimentos para distribución en algunos países son menos rigurosas que en los Estados Unidos, lo que implica que podríamos estar consumiendo productos de inferior calidad”, acentuó.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, 2017) señala que la seguridad alimentaria ocurre cuando todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias que les permita llevar una vida activa y saludable.  Rodríguez Cintrón explicó que,  usualmente,  realizan encuestas por hogares para obtener datos sobre el consumo de alimentos  en los diferentes países y evaluar la distribución de los mismos en diversas regiones del mundo.

“Algunas administraciones han realizado ciertos esfuerzos por aumentar la producción local, pero los resultados son limitados. No llena la necesidad de acuerdo con el consumo total”, acotó la académica.

Pero, ¿Y qué se puede hacer ante esta situación?  La profesora resalta la importancia de concienciar la población puertorriqueña para aprovechar cada espacio en el hogar o en la comunidad para desarrollar huertos caseros.  “Es importante cultivar en nuestros patios para nuestro consumo, aquellos productos para la cual nuestra tierra es fértil. Ej. De acuerdo con la zona, gandules, plátanos, guineos, variedad de frutas, viandas, etc. La iniciativa de los huertos caseros y comunitarios está tomando mucho auge”, señaló.

Para mayor información pueden orientarse con el Servicio de Extensión Agrícola, cuyos agrónomos y especialistas en el área de Ciencias de la Familia y el Consumidor proveen asesoría sobre estos temas.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.