Aug 172017
 

La Santa Misa fue presidida por padre obispo Rubén González

 

Como ya es tradición en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, el inicio del semestre se dio enmarcado en la celebración de la Santa Misa.  Este año fue presidida por padre Rubén González Medina, obispo de Ponce y gran canciller de la PUCPR.

En su homilía, el obispo hizo referencia a la importancia del llamado del Santo Padre para formar parte de la “cultura del encuentro”. “Iluminados por nuestra fe sabemos que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios para participar del amor con el prójimo y con Él. Llevamos en lo más profundo un anhelo intenso de comunión, sin embargo, por nuestra propia debilidad muchas veces no alcanzamos a realizar ese deseo. Nuestro egoísmo y otros errores tienden a aislarnos y distanciarnos en lugar de acercarnos. Eso pasa muchas veces cuando nos encontramos con personas que piensan diferente sobre un determinado punto o tienen una cosmovisión distinta. Más que dialogar, podemos caer en el error de encerrarnos y volvernos ciegos. El papa Francisco viene impulsando hace mucho tiempo la creación de una cultura del encuentro. Nos alienta a construir una sociedad donde pueda haber complementación entre las diferencias, enriqueciéndonos e iluminándonos mutuamente. Esto, parte de la certeza de que la verdad es objetiva y, aunque podamos acercarnos a ella, siempre nos trasciende. Es un don que nosotros recibimos de Dios. En ese sentido, siempre debemos tener la mente abierta para ampliar nuestro mundo, es decir, adentrarnos cada vez más en el mar de la verdad” exhortó el obispo.

 

Por su parte, el Dr. Jorge Iván Vélez Arocho, presidente de la PUCPR durante su mensaje enfatizó en la celebración de los 70 años de fundación de la Universidad y su historia. “El año próximo nuestra Universidad celebrará setenta años desde su fundación el 12 de octubre de 1948 con el nombre ‘Instituto de Cultura Superior Santa María’ (mejor conocida como Universidad Católica de Santa María), aunque debo recordar que las clases empezaron en el Colegio San Conrado el 7 de septiembre de 1948.  Al iniciar este año académico es preciso, en preparación a esta gran efeméride institucional, recordar cuatro elementos importantes sobre nuestro perfil que P. Álvaro Huerga recoge en  la Historia de la Pontificia Universidad Católica: la catolicidad de la institución desde sus orígenes.  Estos fueron: el cambio de nombre a Universidad Católica en reconocimiento de la Universidad como Católica en 1972, ‘reconocimiento de jure que ya había ostentado de facto desde sus orígenes’; los Estatutos para la Universidad Católica de Puerto Rico en el 1977 y el título de Pontificia que la Santa Sede otorgó en 1991 ‘por la trayectoria de fidelidad que la Universidad Católica se había esforzado en mantener’ como señal de identidad.  1948, 1972, 1977 y 1991… cuatro hitos en la historia que pronto vamos a celebrar y nos estamos preparando para ello” indicó el presidente.

 

La celebración de la Santa Misa se realizó el miércoles 16 de agosto justo el día de comienzo de las clases para el semestre de agosto 2017.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.