Jul 072017
 

Experiencia a otro nivel en el Segundo Campamento de Cuerdas.


Jalibeth Rodríguez Rivera

“Ha sido excelente experiencia. He tocado una pieza entre la era del Romanticismo y el Clasicismo y aquí he aprendido muchas técnicas que no conocía”, así describió Emmanuel Cartagena de Mayagüez su participación en el Segundo Campamento de Cuerdas que ofreció la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

Del  26 de junio al 7 de julio, el recinto de Ponce recibió a talentosos jóvenes, estudiantes de música,  para expandir sus conocimientos y reforzar su dominio en las cuerdas.

Durante un ensayo de la orquesta de estudiantes en el Teatro Mons. Vicente Murga.

 

 

 

 

 

 

“El Campamento es un programa para cuerdistas y tiene como fin mejorar sus técnicas en estos instrumentos.  Estamos emocionados porque el nivel de excelencia subió drásticamente.  Ellos se llevaron una gran experiencia”,  expresó el director artístico del Campamento de Cuerdas, Dr. Joel Pagán.  Como parte del encuentro, los jóvenes participaron de estudio instrumental,  música de cámara, clases magistrales, orquesta de cuerdas, y conciertos.

La joven mexicana Magaly Morales Hidalgo evidencia su destreza como violinista.

La joven mexicana Magaly Morales Hidalgo evidencia su destreza como violinista.

“La dinámica fue fantástica.  Continuamente se presentaron orquestas y he notado el crecimiento de cada uno.  En las clases se ha observado que han aprendido muy rápido.  Han absorbido todo lo que les hemos dado”, apuntó.

Músicos de reconocimiento internacional estuvieron al mando para guiar a los 26 estudiantes de Puerto Rico, México y Estados Unidos.  Además del Dr. Joel Pagán, profesor de viola, se unieron los violinistas Francisco Cabán, Alfredo Muñoz, la violonchelista Solimar Soto y en el contrabajo Antonio FronteraSe destacaron, además,  Fermín Segarra como director de orquesta y la pianista Nilda Betancourt.

 

 

José García en la prueba de talentos del Campamento de Cuerdas.

El Dr. Pagán actualmente es profesor asociado de viola y violín en la Universidad de Texas en el valle Río Grande. Francisco Cabán cuenta con una polifacética carrera como profesor, músico de cámara, de orquesta y solista. Ha sido elogiado por la fina sensibilidad artística de sus interpretaciones.   Alfredo Muñoz es profesor de la Universidad de las Artes en La Habana donde fue jefe del Departamento de Cuerdas y en la actualidad es profesor titular de violín e historia de los instrumentos de  arco.

 

Por su parte, Solimar Soto actualmente es miembro de la sección de violonchelos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico.   Antonio Frontera  se desempeña como profesor de contrabajo en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras,  y como profesor de contrabajo y bajo eléctrico de la Escuela Libre de Música Antonio S. Paoli en Caguas.  Segarra se desempeña como profesor de violonchelo y director de la Orquesta Sinfónica de la Escuela Libre de Música de San Juan, Ernesto Ramos Antonini. Nilda Betancourt es catedrática asociada y dicta cursos de piano, adiestramiento vocal, forma, análisis y armonía  en la Universidad Interamericana de Puerto Rico, recinto de San Germán.

Print Friendly
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.