Jun 272017
 

La nombran Maestra del Año 2016-2017

Diecinueve maestros de Puerto Rico fueron seleccionados como finalistas para recibir el reconocimiento de Maestro del Año.  Siete de ellos recibieron el premio, pero una de ellas es Pionera.  La profesora Vimarie Negrón, egresada del Colegio de Educación clase 1996,  fue seleccionada Maestra del Año de la región educativa de Ponce.   Entre los criterios que se consideraron para escoger a los ganadores está la creación o participación en proyectos innovadores, la educación continuada, el desarrollo profesional, el trabajo comunitario y el plan académico.

“Me siento muy privilegiada, agradecida y bendecida con esta oportunidad de ser reconocida como Maestra del Año 2016-17. Sé que mis colegas están igualmente felices y agradecidos con esta oportunidad, pues todos compartimos los mismos obstáculos y batallas en nuestros salones de clases. Hoy, el maestro enfrenta  grandes retos. Para convertirse en maestro no se necesita solamente tener licencia; lo más importante es tener amor, vocación y paciencia para trabajar en beneficio de nuestros niños. Es una  labor muy sacrificada cuando se tiene el compromiso con la sociedad de moldear la conducta y el aprendizaje de quienes serán los profesionales del futuro, la materia prima nuestra es el ser humano, de ahí la complejidad de nuestra misión. Entiendo que por ese gran peso que llevan los maestros debe reconocerse su labor  por su gran aportación al país, pues ellos preparan los futuros gobernantes, doctores, abogados, maestros, policías, etc. Es la única profesión que te  prepara todas las otras  profesiones” expresó Virmarie.

Durante sus años universitarios en La Católica, Virmarie recuerda el compromiso de sus profesores quienes la inspiraron y motivaron en su vocación de maestra.  “Tuve el privilegio de tener unos profesores excelentes, de quienes  no solo aprendí la parte  académica, sino también aprendí  a tener compromiso y amor por mi profesión.  En adición, una parte importante para mí en la Universidad fue pertenecer a varias organizaciones estudiantiles. Esa parte fue muy importante en mi vida porqué aportó  a mi crecimiento profesional. Todo esto formó la maestra que soy hoy. Las experiencias vividas, tanto académicas como sociales, han permitido que pueda realizar mi labor de maestra con entrega y entusiasmo, inspirando y motivando a mis estudiantes de la misma manera que lo hicieron conmigo” sostuvo.

La profesora de la Escuela Ángela Cordero en Ponce cree firmemente en la labor de un maestro, por lo que exhorta a los jóvenes “a que se preparen bien para aceptar el reto”.  “Mi consejo es que sean maestros adaptables, capaces de enfrentarse a los nuevos cambios con actitud positiva; que sean comunicadores, capaces de transmitir a sus estudiantes todo aquello que necesiten; que sean visionarios, viendo el futuro, pero nunca olvidando el presente; que sean líderes educativos en el salón, pero que también lo sean con los  padres y los compañeros maestros; que sean modelos para sus estudiantes y que sean capaces de tomar riesgos,  como dicen en inglés “think outside the box”, ya que quien diga que la educación no es un riesgo, se ha equivocado de profesión” manifestó la educadora.

Print Friendly
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.