Apr 062017
 

Una perspectiva sobre las modificaciones en el ADN que se heredan de generación en generación.

Solimar Caraballo Caraballo

El Colegio de Artes y Humanidades presentó el diálogo interdisciplinario Perspectiva biocultural de la salud: un acercamiento antropológico.  El foro discutió  la influencia de las condiciones socioeconómicas en el tema de la salud, y cómo la sociedad, la política, la economía y la propia cultura influyen en las diversas condiciones de salud.

Recientemente se ha estado hablando de la Epigenética,  sin embargo, hay mucha desinformación sobre lo que realmente implica este concepto.  “La Epigenética se puede definir como la herencia biológica independiente de la secuencia del ADN.  Eso se debe a que el ADN que heredan los hijos viene acompañado de unas proteínas que pueden ser modificadas y esas modificaciones se heredan de generación en generación”. Así lo explicó, el Dr. José Martínez Cruzado, profesor de la UPR, recinto de Mayagüez.

El Dr. Martínez expuso que las modificaciones que pueda sufrir el ADN pueden alterarse por comportamientos o factores ambientales específicos. Existen estudios que sugieren que una mala alimentación, consumir drogas o ingerir alcohol pueden afectar adversamente la epigenética. Un descendiente de un progenitor que consuma drogas, ingiera alcohol o se alimente pobremente podría, a través del ADN heredado, mostrar  unos cambios que alterarán su salud, aunque ellos jamás hayan tenido dichos patrones de mala alimentación, o de consumo de drogas.

“El mensaje principal es que si deseamos tener hijos en el futuro, tenemos que cuidarnos. No solamente por nosotros mismos sino por nuestra descendencia”, afirmó Martínez Cruzado. Este enfatizó en la importancia de educar sobre el tema y tomar acción para que se aminore el impacto a la sociedad por razón de esta condición que ha incrementado en los últimos años.

“Las personas con estatus socioeconómico más bajo, tienen menos educación y por lo tanto menos conocimiento acerca de estos temas.  Además, a ellos va dirigida mucha  de la propaganda para consumir alimentos poco nutritivos.  Es un problema social que tenemos que enfrentar y es importante tomar acción con el asunto” señaló el especialista.

De otra parte, la Dra. Waleska Sanabria, profesora del Departamento de Ciencias Sociales y Ciencias Políticas, enfatizó en que el cuerpo será la primera evidencia que se utilice para ver costumbres y tradiciones de las dinámicas alimentarias.  Además, habrá que evaluar cómo esas dinámicas asociadas al mundo acelerado actual tendrán como consecuencia un alto número de personas obesas.

“La obesidad está asociada a diferentes condiciones de salud que muchos de los autores vinculan con pobreza, y  marginación socioeconómica. Y en este contexto hay que empezar a replantearnos hasta qué punto, llos problemas de salud y sus consecuencias marginan a los grupos. Y, en este caso, qué grupos sociales en el país van a ser directamente impactados por este fenómeno”.

 

 

Print Friendly

Sorry, the comment form is closed at this time.