Apr 042017
 

Las autoras del estudio sobre migración en Puerto Rico presentan los resultados a los miembros del organismo federal.


Los resultados del más reciente estudio de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico llamó la atención a los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal que atienden las finanzas del país.  Las autoras del estudio El impacto de la migración en Puerto Rico fueron invitadas a formar parte de la sexta reunión de este organismo federal.

Ante la Junta de Supervisión Fiscal, depusieron la profesora Elsie Ruiz y la Dra. Ilia Rosario el viernes 31 de marzo de 2017.  En esa sexta reunión,  también el gobernador de Puerto Rico, el Dr. Ricardo Rosselló, detalló su plan económico para atender la situación fiscal de la Isla.

En la jornada de presentaciones participaron economistas, académicos, entre otros expertos.  Todos los temas se enfocaron hacia el desarrollo económico del País.

La Dra. Ilia Rosario planteó en su alocución los detalles más relevantes del estudio sobre el movimiento migratorio en Puerto Rico.  “De 2000 al2015, emigraron a Estados Unidos un millón de puertorriqueños.  Los años de mayor aumento en el flujo de emigrantes fueron: 2006, 2011, 2014 y 2015. Del 2005 al 2006, el aumento total de emigrantes fue de 19,902.  Mientras que de 2010 al 2011 fue de 16,333 personas.  Sin embargo, desde el 2014, se presenta el aumento ha sido gradual”.

Añadió en su ponencia “Por otro lado, del 2005 al 2015,  el 77 % de los emigrantes componía el grupo de personas con un grado inferior a la escuela superior, con escuela superior completada y con algunos créditos universitarios.   A su vez, el 23 % poseían un grado de bachillerato, maestría o doctorado.  La migración de puertorriqueños ha ocurrido desde siempre y, aunque ha ido en aumento, también el fenómeno incluye los miles que regresan cada año.  En el caso de las personas que poseen estudios universitarios -bachillerato, maestría o doctorado- aunque ha habido un incremento durante la pasada década, ese crecimiento es solo de 1%.   La ola mayor de emigrantes son familias pobres con hijos, que dejan atrás a sus adultos mayores”, puntualizó Rosario.  Entre las recomendaciones del estudio resaltó la necesidad de que el gobierno establezca política pública para atender los problemas de adaptación scioeconómica de los migrantes.  Los integrantes de la Junta de Control Fiscal aplaudieron esta iniciativa.

 

Print Friendly
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.