Mar 162017
 

Reconocido arqueólogo relata su experiencia tras investigar las misteriosas pirámides peruanas.


Jalibeth Rodríguez Rivera

Un paraíso prehispánico  que data de mil años después de Cristo se esconde en la costa, al norte de Perú.  En el cerro se alzan 26 pirámides y estructuras  que destapan la grandeza de los pueblos indígenas de ese tiempo.  Una conquista que sorprendió a muchos en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.  Es que fue Dr. Daniel Sandweiss, uno de los científicos que trabaj en investigaciones arqueológicas en el área, quien habló, en el recinto de Ponce, sobre sus experiencias.

“Túcume nos enseña una obra sorprendente.  Es un sitio que  comenzó con una cultura local conocida como Lambayeque.  Para 1350 después de Cristo llegó el imperio Chimú, conquistan el lugar y lo convierten en su punto de control para la zona.  Unos 120 años después, el imperio inca toma control de la zona.  El valor es inmenso.  Convertir el cerro central en pirámide es sorprendente porque conocimos sobre estas culturas de antes de los españoles”, explicó Sandweiss.

El profesor de la Universidad de Maine presentó su conferencia “Pirámides peruanas y una conexión cubana” el 16 de marzo de 2017 en el Teatro Mons. Vicente Murga.  Relató los detalles de su investigación en el lugar arqueológico.  Comenzó su estudio en 1989 y se mantuvo por tres años destacado en la zona.  “Tuvimos dos directores, uno peruano y yo.  Cada uno tenía sus sectores.  Mi equipo excavó en el sector Monumental y en el cementerio.  Yo me encargaba más de la vida cotidiana en el sector Vivienda para tratar de ver su estilo de vida.  Encontré qué comían, cómo entraban, qué hacían, su economía, descubrimos objetos como cerámicas, entre otros artículos del élite como de la gente común”, detalló.

El también vicepresidente para el desarrollo de capítulos de la sociedad de honor Phi Kappa Phi resaltó la figura del explorador noruego, Thor Heyerdahl.  “Él se hizo famoso mundialmente en 1947 porque tuvo una teoría de que los peruanos habían salido por el mar  hasta llegar a la Polinesia.  Nadie le creía.  Su teoría fue probada al diseñar una balsa al estilo de los incas y navegaron 101 días.  Llegaron del Callao del Perú hasta una isla de Polinesia.  Mostró que era posible”, dijo Sandweiss.

Así que esta historia, Thor la presentó en “Pirámides de Túcume:  la búsqueda de la ciudad olvidada del Perú”.  De acuerdo con el arqueólogo, fue el primer libro publicado en Cuba después de la Revolución porque era el preferido de Fidel Castro, una conexión entre ambos países.  “En los 80 Thor llegó a Cuba, conoció a Castro y se hicieron grandes amigos.  Yo también fui con él, fue interesante ese encuentro”.

Print Friendly

Sorry, the comment form is closed at this time.