Dec 192016
 

Presidente afirma que  la Pontificia estará cercana, atenta a las necesidades y lista para actuar.


“…pero el Ángel les dijo – no teman, pues les anuncio una gran alegría, que lo será para ustedes y para todo el pueblo. Les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Esto les servirá de señal: encontrarán un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.” Lucas 2, 11-12

 

¡Feliz Navidad! La Palabra de Dios, según San Lucas,  nos recuerda que cada Navidad es una invitación a sentir una gran alegría, alegría que se debe convertir en agradecimiento a Dios, querido Padre. Nos ha nacido el Salvador, el esperado, el Mesías. Dios estableció su morada entre nosotros. Cada vez que colocamos un pesebre en nuestros hogares recordamos que Dios llegó pequeño, frágil, indefenso, dependiente de María su madre y de San José, cercano. Queridos hermanas y hermanos de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, Dios está con nosotros. ¡Es Navidad… tiempo de alegría!

Durante el Adviento nuestro padre y pastor, P. Obispo Rubén,  nos invitó a reflexionar sobre este acontecimiento que hoy vivimos utilizando el primer cuadro del Tríptico de la Misión Continental en Puerto Rico. Desde la imagen de las Bodas de Caná, donde la Santísima Virgen dijo “Hagan lo que Él les diga”, nos acercamos a contemplar las tinajas  que fueron llenadas de agua para ser convertidas en el mejor vino. Nos propuso P. Obispo el acrónimo CANA para enfatizar las actitudes que debíamos tener durante el Adviento y que destacaremos también durante la Navidad y en el programa pastoral de 2017. En La Católica lo asumimos como un camino a seguir.

CANA… C para recordarnos  que Dios se hizo cercano y nos pide cercanía con el prójimo; A para estar atentos a las N necesidades de los demás como Dios ha estado atento a nuestras necesidades; cercanos y atentos a las necesidades para A actuar. Todo un programa alrededor de estas cuatro palabras: Cercanía, Atención, Necesidades y Actuar. En la Navidad en la Pontificia estaremos cercanos, atentos a las necesidades y listos para actuar y responder a las necesidades de nuestros hermanos… dentro y fuera de la comunidad universitaria.

El P. Hedwig Lewis, sacerdote jesuita, en su libro “En camino con Jesús… oraciones para discernir el rumbo en la vida” nos dice que la fuente de la felicidad está en reconocer “La presencia amorosa de Dios”, en “Descubrirlo”, en comprender que “Dios cuida de mí” y en ser generosos en la “Respuesta” a ese Dios amoroso. En esta Navidad descubramos en el pesebre a Jesús,  Dios cercano que nos ama. Descubramos cuánto nos ama estando más conscientes, atentos, cercanos y más unidos como nos plantea el P. Lewis.

¡Felicidades!

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.