Dec 182016
 

Durante este nuevo año, dedícate a fortalecer tu autoestima.

Durante la época navideña y durante este nuevo año que comienza, mucho se habla de dar y recibir amor.  Pero,  te has preguntado, ¿Cuán tanto te amas y te valoras? ¿Eres de aquellos que se ven al espejo y se disgustan?  ¿Cuánto tiempo te dedicas a ti?   El amor propio se trata de eso, de descubrir la belleza interna, de cuidarse y de valorar las pequeñas cosas.  En el 2017 esa es la asignación de muchos.

Para la psicóloga y directora de la Clínica Interdisciplinaria de Asuntos a la Comunidad de la PUCPR, Prof. Ada Kercadó Robles, “Propio significa que es nuestro.  Por ende el amor propio es cómo nosotros nos respetamos, nos hablamos y nos aceptamos.  Una persona puede demostrar un buen balance en la medida que esa autoestima y el autoconcepto estén en niveles altos.  Mientras más seguros estemos de nosotros mismos, más alto será el amor propio.  Es un reflejo de cuán bien nos acoplamos a nosotros mismos”.  Explicó que una persona que no se sienta conforme como es, y se deja llevar por los parámetros de la sociedad, baja su autoestima.

Es esa autoestima y el autoconcepto,  un asunto que se eleva a lo largo de la vida en el marco social.  Esa evaluación se desarrolla a través de las experiencias de la vida, según dijo.   “Se va fortaleciendo a lo largo de la vida con las relaciones con otras personas.  En muchas ocasiones nos enfocamos más en cómo demostrar el amor a otras personas y dejamos a un lado el auto cuidado para desarrollar el amor propio”.

De acuerdo con la experta, lograr ese sentido de autoestima ayudará a adquirir un nivel alto de seguridad propio, le dará el valor necesario a nuestra persona, aprenderemos a respetarnos como somos y, la persona se sentirá satisfecha consigo misma.  Esto, aseveró, le ayudará a enfrentar  las situaciones de la vida.

Pero, ¿cuál es el escenario si no se alcanza ese amor propio?  “Nos vamos a sentir que no somos parte de la sociedad o que no podemos alcanzar el modelo o llenar la expectativa.  Tendremos sentimientos de frustración, de tristeza y de desvalorización.  Además, podríamos hasta aislarnos de las personas que nos rodean porque aflora la inseguridad interior y no quisiéramos exponernos.  Esto ocurre si nuestro amor propio no está definido”, resaltó.

Ahora bien, ante esto, Kercadó Robles recomendó hacer un proceso de auto evaluación para identificar, de manera objetiva, cuáles son las cualidades positivas y fortalezas internas, para así trabajar mejor áreas débiles.  También dijo “tenemos que aprender a llevarnos bien con nosotros mismos.  Nos olvidamos de darnos autocuidado, de aceptarnos como somos, sentirnos cómodos con nosotros mismos.  Eso nos lleva a hablar conmigo mismo.  Se me hace bien difícil hablar conmigo mismo, para repasar lo que he hecho y lo que me falta”.

También indicó que se debe ser cuidadoso con las personas con quienes se relacionen.  Parte de esa evaluación depende de las personas que nos rodeen.  Trata de compartir con personas que presenten una vibra positiva y ayuden a ser cada día mejor”.

“Tenemos que esforzarnos mucho por sentirnos seguro de quienes somos.  En la medida que eso se logre, podremos amar a los demás.  Fortalecer esa individualidad que nos caracteriza es vital para mantener una autoestima alta”, recalcó la Psicóloga.

Print Friendly
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.