Oct 152015
 

El amor y la paz surgen como elementos en común en estos partos

Por: Celimer M. Torres

Los ponentes durante el evento.

Los ponentes durante el evento.

Ante un concurrido público se presentó el noveno Diálogo Interdisciplinario del Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad.  En esta ocasión el tema analizado fue Parto y nacimiento humanizado en Puerto Rico.  El evento contó con la participación de la Sra. Karla Colón, doula. Así también Evy Colón y Nancy Ramírez, dos madres que tuvieron a sus hijos de este modo, compartieron sus experiencias de parir en el hogar.

Karla Colón, doula o persona que asiste  a las embarazadas en todo el proceso de gestación hasta la lactancia,  compartió sus experiencias durante el diálogo. Ella enfatizó, además,  que las doulas no son parteras y que su labor es acompañar y ayudar a la madre a sentir calor y relajación durante el proceso. Son asistentes en lactancia y cuidado neonatal. “Las doulas observan el cuerpo de la madre, monitorean, la estimulan a pujar y les brindan seguridad durante el proceso de parto.  También estamos certificadas como acompañantes de parto y lactancia” explicó Karla Colón.

Las señoras Evy Colón y Nancy Ramírez relataron sus experiencias de parir en el hogar y de cómo se da el proceso. Ambas coincidieron en que el amor y la paz predominaron en sus experiencias de parto en el hogar.  “El parir en mi hogar fue una experiencia maravillosa, me produjo paz y tranquilidad al tener a mi pareja ya mi  familia alrededor de mí todo el tiempo” indicó  Evy Colón.  Por su parte, Nancy Ramírez sostuvo  “No hay manera de comparar un parto en el hogar con la experiencia de parir en un hospital, la calma, la sutileza, el amor, abundaron en el momento más importante de mi vida”.

Las madres hicieron énfasis en que esto es un proceso y que cada caso se estudia ndividualmente. Aclararon además que cuando existe el riesgo o alguna condición,  el parto se hace en las instituciones hospitalarias, pero rodeadas de sus familiares y personal médico. Recalcaron también  la importancia de  conocer cómo va el progreso del embaraz,o ya que eso  es lo que define si finalmente la mujer puede dar a luz en el hogar.

“El propósito de este diálogo interdisciplinario es concienciar sobre el apoyo físico, emocional y espiritual que debe acompañar a la madre que está por traer una vida al mundo. Este proceso no debe solo limitarse a la parte médica, más bien debe ser uno en el que la madre sienta la seguridad de tener a su lado a las personas protagonistas del nacimiento de esa nueva vida, ya sea en el hogar o en la institución hospitalaria” sostuvo el Dr. Roberto González Valles, catedrático de la Escuela  Graduada de Psicología. Por su parte el Dr. José Reyes, catedrático auxiliar de la Escuela Graduada de Trabajo Social  expresó “Estos temas se seleccionan tomando en consideración los aspecto sociales y espirituales de nuestra misión institucional. Es una manera de orientar y educar a nuestra sociedad a que no debemos perder la perspectiva de que somos seres humanos y que merecemos un trato justo y humanizado constante hasta en los momentos en que se trae una vida al mundo”.  Ambos facultativos forman parte del Comité Organizador del Diálogo Interdisciplinario

Al finalizar, el Padre Juan Javier Iñigo, delegado para la Misión Institucional,  realizó una reflexión en la que enfatizó que “El parir humanizadamente es un derecho, privilegio, es el acto de dar vida y dar VIDA es lo más sagrado y humano que nos acerca a Dios”.

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.