Dec 042014
 

Pasiones que dirigen a Asahel Colón

Por: Celimer M. Torres

Al decidir convertirse en universitario, Asahel Colón, estudiante de Ciencias Deportivas, Criminología y Sociología, aceptó el reto de vivir su vida universitaria al máximo. El joven integró a su agenda académica otras dos pasiones: el baloncesto y el deseo de conocer el mundo.  Con esto como norte tomó la decisión de hacer un intercambio en la Universidad del Sacro Cuore en Milán, Italia.  El joven atleta, además de desempeñarse exitosamente en el aspecto académico, ha deslumbrado a los italianos con su capacidad y habilidad para el baloncesto.  Asahel, recién llegado a Italia, fue reclutado para formar parte del equipo de baloncesto de la universidad italiana.  El número 8 del equipo ha aportado significativamente al buen desempeño del equipo anotando 25.5 puntos en promedio por partido.  Esto ha colocado al Pionero, hasta el momento, como el mejor anotador del torneo.

“Debido a que una de las razones por la cual vine a Italia era poder jugar baloncesto busqué información sobre las prácticas de la Universidad del Sacro Cuore. Me informé y estuve presente en la primera práctica y el entrenador no lo pensó dos veces y al finalizar la práctica me dijo que me quería en el equipo”, manifestó Asahel al recordar cómo se dio su inicio en el equipo. El baloncelista comentó que la integración con los compañeros ha sido perfecta ya que hay gran compañerismo entre ellos.  El joven resaltó que ha aprendido de las jugadas de ellos y viceversa. “Nuestra química es algo impresionante” indicó Asahel.  En una reseña publicada en la página de la Universidad describen la labor de Asahel en la cancha como “feroz, confiado y concentrado”. Además sostienen que “en el juego es prácticamente imposible no centrarse en sus movimientos casi felinos, es elegante y ágil”.

El número 8 del equipo ha aportado significativemente al buen desempeño del equipo anotando 25.5 puntos en promedio por partido.  Esto ha colocado al Pionero, hasta el momento, como el mejor anotador del torneo.

El número 8 del equipo ha aportado significativamente al buen desempeño del equipo anotando 25.5 puntos en promedio por partido. Esto ha colocado al Pionero, hasta el momento, como el mejor anotador del torneo.

Además del tabloncillo, el cual evidentemente ha dominado con éxito, para Asahel la vida en Italia ha sido impresionante, única y muy especial. “Conocer la cultura Europea, en donde puedes ver personas de diferentes orígenes todos los días, hablar con personas que hablan distintos idiomas todos los días es algo impresionante para alguien que ha vivido toda su vida en un mismo ambiente y población. Lo más importante para mí es cuando digo que vengo de una isla llamada Puerto Rico, cada vez que menciono que soy latino y ven mi color creen que soy cubano o dominicano y les digo con fuerza, vengo de Puerto Rico.    Esta experiencia me ha hecho crecer tanto por los conocimientos adquiridos como por las experiencias”, explicó el estudiante sobre su inmersión total en la cultura italiana.

Su deseo de conocer y comparar la cultura europea con la de América Latina y el Caribe fue la razón primordial por la que se decidió por Italia para realizar su intercambio. Este deseo se combinó con su interés de aprender un tercer idioma y de conocer la historia italiana que siempre le llamó la atención. Y, por supuesto, su deseo de mostrar su habilidad deportiva también tuvo peso para tomar la decisión. “Siempre me ha encantado la historia Italiana y se me brindó la oportunidad y la tomé. Como atleta que soy, uno de los logros que uno desea tener es poder participar en un torneo fuera de su país, poder representar a su patria y así lo hice” expresó el joven.

Antes de partir para Milán tuvo la oportunidad de asistir a una clase básica de italiano en la PUCPR con el  Prof. Marco Porcu por lo que al llegar a Italia pudo entender lo básico en ese idioma. “El problema en muchas ocasiones es contestar, y mira que es difícil, inclusive ahora en mi cuarto mes aquí se me hace difícil. Adaptarme a la cultura italiana no fue tan complicado. Siempre he tenido mente abierta para aprender cosas distintas” narró Asahel, aunque aseguró que extrañará “comer un buen lechoncito con arroz y gandules y pastel en Navidad”.

Sobre la experiencia en general y sus vivencias en el intercambio, Asahel sostuvo “tan buena que sin duda la recomendaría a todos los estudiantes. Pero lo importante es el uso que tú obtengas de esta experiencia. Un verdadero intercambio no se hace solamente para ir a estudiar 4 clases en ese país, sino para aprender historia, aprender a sobrevivir solo, aprender a aprovechar el momento, la vida y las experiencias. Alguien  me comentó una vez, la inteligencia no se mide por lo académico sino por cómo puedes bregar y lidiar con las situaciones de la vida y cómo sobrevivir. Para eso es esta experiencia”. El joven reconoció la importancia de la Oficina Institucional de Relaciones Internacionales de la PUCPR. “Demás está decir que si no fuera por la Universidad y su oficina de intercambio yo y muchos más no hubiéramos tenido esta oportunidad. La idea de la Universidad de tener esta oficina es muy importante ya que nos brinda oportunidades nuevas, estoy muy agradecido con la Universidad por tener a OIRI” explicó.

Asahel Colón estará en Italia hasta el 20 de enero. Una vez en suelo boricua comenzará la aventura de su último semestre como estudiante universitario.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share

Sorry, the comment form is closed at this time.